Pautas para un buen estudio

Para que los niños tengan éxito en los estudios, básicamente es necesario que ellos tengan capacidad intelectual para poder estudiar, que sean motivados, adquieran conocimientos en sus estudios, y que sepan dominar hábitos de trabajo y estudio. Entonces, es necesario conocer algunas pautas de organización y las técnicas más elementales y necesarias para el estudios.

Aquí les presentamos algunas de las dificultades más frecuentes en el estudio, así como las estrategias de intervención para cada caso.

1- Dificultad de planificación. El niño estudia, pero no le dedica el tiempo necesario, intenta estudiar en el último momento, se pasa en las horas, está más cansado, y tiene la impresión de que ha estudiado y se esforzado cuando, en realidad, no ha sido así.

Entonces, hay que determinar un horario diario para el estudio. Dedicar todos los días un tiempo al estudio y a la realización de los deberes, ayudará al niño a estar en día con sus estudios.

2- Dificultad de memorización o fijación de los contenidos. No es lo mismo entender la lección que sólo memorizarla. El proceso de aprendizaje implica entender lo que se quiere asimilar y luego memorizarlo, y se realiza a través de la repetición de los contenidos. La falta de concentración y de una forma adecuada para fijar los contenidos que se consigue con la lectura, el subrayado, el esquema y el resumen.

La intervención se hace, en estos casos, mejorando la atención y la concentración, usando reglas nemotécnicas, y repasando el tema. Los padres pueden preguntar la lección a sus hijos para comprobar los resultados.

3- Dificultad de atención y concentración. Ocurre cuando al niño le cuesta mucho concentrarse y ponerse a estudiar. Cualquier estimulo a su alrededor atrae su atención, y pierde el tiempo. Su rendimiento es escaso y él tarda demasiado tiempo para realizar sus tareas.

Para ayudarlo, es necesario eliminar los estímulos que puedan estar captando su atención mientras él estudia, aconsejarle a que haga las tareas más difíciles cuando él esté más descansado, y que estudie a una hora fija para conseguir un buen rendimiento cerebral.


Escribe un comentario