Los piojos también vuelven al cole

Llegó el momento, la vuelta al Cole supone un cambio de hábitos de conducta y una nueva planificación en las rutinas de la unidad familiar pero, adicionalmente, vuelven a formar parte de nuestras vidas los famosos, temidos y odiados piojos.

La pediculosis se relaciona estrechamente con la vuelta al cole, sin embargo, según un estudio llevado a cabo por el Hospital Niño Jesús, conviene tener presente algunas características de éstos parásitos que, año tras año, suponen un problema a acometer cuando se da inicio del curso escolar.

  1. Los piojos no están relacionados ni con la higiene, ni con la clase social. Tampoco hay diferencia alguna en la edad o el sexo
  2. Generalmente, los piojos se ceban más en el cuero cabelludo de los niños que tienen un PH dulce
  3. Se trata de parásitos que ase alimentan a través de la sangre que circula por el cuero cabelludo, la esperanza de vida de los piojos no supera el mes y para eliminarlos, existen en el mercado tratamientos de eficiencia probada
  4. Los piojos no tienen alas y no pueden saltar, únicamente se desplazan como forma de contagio.

Uno de los principales problemas de los piojos son los huevos, conocidas como liendres, los piojos hembras pueden poner más de 150 huevos cada semana. Las liendres se pegan al pelo desde la raíz y deben ser erradicadas antes de su eclosión para evitar el contagio.

Otro de los mitos asociados a la pediculosis es la creencia de que los tratamientos preventivos logran ahuyentar a las plagas anuales; falso, los piojos son resistentes a lociones preventivas.

Consejos para eliminarlos

  • Es conveniente revisar diariamente la cabeza del niño a su vuelta del colegio
  • La eliminación de las liendres es fundamental para evitar el contagio
  • Existen en el mercado peines especiales para ayudar a despegar la liendre del pelo así como champús y lociones que matan a los parásitos

Debe saber…

  • Las liendres eclosionan cada 7 días, razón por la cual los tratamientos existentes en el mercado contemplan esa duración
  • Eliminar los piojos y liendres no garantiza que se evite un nuevo contagio
  • Adicionalmente al tratamiento aplicado al niño, es fundamental realizar un lavado profundo de todos los elementos – almohadas, juguetes, mantas, la silla del coche, etc.… con los que el niño tenga contacto, un piojo puede sobrevivir hasta 24 horas sin contacto directo con el cuero cabelludo y es ésta, una de sus cualidades –junto con la rapidez con la que se desplazan- que más facilita el contagio.

Conclusiones

Si los tratamientos no funcionan, si el contagio es reiterado o si no puede lograr erradicarlos, cortar el pelo es una muy buena solución…crece rápido y se evita un malestar que resulta nocivo e incómodo para el niño y para su entorno.


Categorías

Salud

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Escribe un comentario