Peleas de Hermanos


Es algo muy común que haya algunas peleas entre hermanos, ya que la rivalidad por subsistir existe en todas las especies. Una clara comunicación entre padres a hijos es fundamental para que estas pequeñas peleas no llegan a ser algo cotidiano o empeoren a través de los años.

Cuando los niños viven peleándose día y noche, por lo general son los padres quienes tienen la culpa, al favorecer siempre a uno de los hermanos, no importa el sexo ni la edad, todos tienes que ser tratados por igualdad.

Estas situaciones familiares pueden causar grandes problemas en la vida social de los niños, ya que el niño desfavorecido tendrá siempre un resentimiento hacia su entorno, pero también es probable que el niño favorecido lleve consigo el sentimiento de culpa por el resto de su vida.
Es por eso que siempre hay que lidiar neutral entre los niños y nunca dejar que uno saque ventaja sobre la decisión que hayan tomado.

Claro que existe diferencias entre el orden de nacimiento y esto juega un gran rol entre los niños y la relación entre. Los hermanos mayores suelen ser mas responsables y suelen guiar a sus hermanos menores, pero con esto hay que tener cuidado, ya que el hermano mayor tiene que ser hermano y no convertirse en autoridad para los hermanos más pequeños.

Los hermanos del medio se dice que son los más problemáticos, y algo de razón hay en esto ya que sienten que ni son los mas pequeños ni mas mimados ni tampoco es el mayor para dar el ejemplo.
También suele suceder cuando una familia tiene uno de sus hijos discapacitados y es lógico que este requiera de mayor atención y cuidados, como así también es normal que los otros niños se sientan abandonados por sus padres. Lo mejor que se puede hacer en estos casos es que toda la familia ayude inclusive los niños, es por eso que una buena comunicación lo soluciona y facilita todo.


Escribe un comentario