Peleas de los padres y salud de los hijos

Transitando por la prensa diaria es extraño no encontrarse con noticias que ponen de manifiesto la delicada situación en la que se encuentran los menores cuyos padres discuten permanentemente.

Hace pocos días, la policía de una localidad murciana detuvo a una pareja que mantenía una acalorada discusión en presencia de sus hijos menores de 6 años.

Este tipo de noticias, sin duda invitan a la reflexión. ¿Cómo se sentirán los niños?…y lo que es más importante aún, ¿cuánto incidirá este tipo de experiencias en su forma de ver la vida de los adultos?

Si bien es cierto que las discusiones son parte de la vida de las parejas, es bien cierto también que éste tipo de episodios y más si son reiterados pueden provocar un menoscabo importante en el desarrollo de la autoestima de los niños.

Son muchos los niños que se sienten culpables cuando presencian una discusión subida de tono de sus padres. Adicionalmente, el temor ante una ruptura de lo único que conocen puede provocar un cuadro de depresión infantil que, en función de la edad, puede manifestarse con una regresión hacia la primera infancia, presentando cuadros enuresis nocturna, irritabilidad, trastornos del sueño, etc.… y en edades más avanzadas, específicamente en la adolescencia, complicaciones de índole mayor.

Si tenemos en cuenta además la intrínseca relación entre el desarrollo del conocido síndrome de Peter Pan, donde los niños tienen una visión muy negativa del mundo de los adultos y se niegan a crecer provocando un freno en su proceso de maduración, es fundamental que los adultos tengamos muy presente que los niños se están formando y que la responsabilidad del tipo de personas en las que se conviertan es directamente, nuestra.

Los niños pueden sentir un temor extremo al presenciar discusiones subidas de tono de sus padres que, se ha demostrado, pueden ser somatizadas a nivel físico, presentando patologías asociadas con la depresión infantil.

Como conclusión, es fundamental que los adultos adoptemos hábitos de convivencia en los que los niños queden al margen de las discusiones. No se trata de mantenerlos en una burbuja perfecta y, es más, es totalmente recomendable que los niños sepan de primera mano, si existe algún problema en la familia, de lo que se trata es de mantenerlos al margen de episodios en los que la violencia y la pérdida de control, sean una constante.


Categorías

Consejos

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   jey dijo

    En los bebes de un mes le afecta las peleas violentas de los padres?

Escribe un comentario