¿Por qué debemos vacunar a nuestros hijos? – II

vacunar a nuestros hijos

Con las vacunas por lo tanto disminuimos la  carga de enfermedad, los tiempos de consulta en servicios de emergencia, el uso de antibióticos a edad temprana, pero por sobretodo disminuimos la mortalidad de enfermedades tan severas como la Polio, Difteria, Tos Convulsiva, Meningitis por Haemophilus Influenza Tipo B, Hepatitis B, Varicela, Sarampión, Rubéola, Paperas, Hepatitis A, Rotavirus, Meningitis por Meningococo, Tifoidea, etc., es decir, logramos que nuestros hijos puedan disfrutar más tiempo sanos y libres de agentes invalidantes y potencialmente mortales.

Es por todo esto que se hacen campañas y se educa a la población sobre la importancia de las vacunas y su cumplimiento, mientras más personas se vacunan contra un germen menos posibilidades que dicho germen encuentre huéspedes en donde vivir (portadores) y contagiar, de ahí que se hace necesario que los programas y esquemas se respeten al máximo. Las vacunas no sólo son para lactantes, si no se colocan refuerzos, la enfermedad podría presentarse en edades mayores, o aumentaría el número de portadores, es por eso que se debe colocar refuerzos periódicamente para recordarle a nuestro organismo que tiene que defenderse, que no debe bajar la guardia.

Cada vacuna tiene una edad ideal para su administración, hay algunas orales, otras inyectables, pero lo más importante es que seamos concientes de su beneficio y la importancia para que nuestros hijos crezcan sanos, fuertes y libres de enfermedades.


Escribe un comentario