El bebé durante el verano

El verano marca el inicio de muchas nuevas oportunidades para usted y su bebé, pero con él viene un conjunto diferente de las precauciones de seguridad. Ante esto hay ciertos consejos que le permitirán disfrutar de excursiones de verano juntos con seguridad.

Sea Consciente de la Exposición al Sol:

Dado que los bebés tienen la piel más fina, son mucho más susceptibles a las quemaduras solares. Los bebés menores de seis meses no deben exponerse a la luz solar directa y sólo se puede administrar una cantidad mínima de protector solar si es absolutamente necesario.

Los bebés más grandes pueden disfrutar de períodos cortos en la luz del sol y debe ser generosamente cubierto de espuma de protección solar con un SPF de 15 a 30. Sombras, sombrillas, y grandes sombreros de ala ancha puede brindar más protección contra el sol.

Mantenga a su bebé bien hidratado:

En este temporada el bebé necesita beber más frecuencia, pero no hay que darle demasiada darle agua. A menos que recomendado por un médico, no hay que dar agua a los bebés menores de seis meses de edad, incluso en climas cálidos.

Solo basta que se amamantencin cierta  frecuencia para reemplazar los líquidos perdidos, o en todocaso los médicos de los bebés les pueden ofrecer sugerencias individualizadas. Para ayudar a los bebés que han llegado a su sexto mes y para mantenerse hidratado, se debe darles  pequeñas cantidades de agua, además de frutas jugosas.


Escribe un comentario