Primeros Auxilios: quemaduras

Saber actuar o qué hacer frente a un accidente -y más tratándose de un niño- es algo esencial y todas deberíamos saber qué cosas debemos hacer. Por eso, a partir de hoy, en MadresHoy.com, comenzaremos a hablar de que debemos hacer frente a diversos -y muy comunes- accidentes que pueden tener los niños. Hoy comenzaremos con las quemaduras.

En este tipo de accidente, lo primero que debemos hacer es apagar el fuego con algo que no sea inflamable. Si no tenemos nada con qué apagarlo, debemos decir al niño que comience a rodar por el suelo.

Si las quemaduras son por electrocución, no debemos tocar al niño y separarlo con un objeto de madera o plástico.

Cuando logro apagar el fuego o sacarlo de la fuente de energía, debe llamar al servicio de emergencia. Mientras tanto sumergir el área afectada en agua fría para enfriar los tejidos quemados.

Las quemaduras se dividen por grados (como indica la fotografía) y pueden ser:

  • Primer Grado
  • Segundo Grado
  • Tercer Grado
  • Cuarto Grado

Las quemaduras de primer grado se limitan a la capa superficial de la piel -epidermis-.
Signos:

  • Enrojecimiento (eritema).
  • Dolor al tacto.
  • La piel se hincha un poco.

Quemadura de segundo grado una hora después de producirse. Las quemaduras de segundo grado afectan las dos primeras capas de la piel -Epidermis y dermis-.
Signos:

  • Fuerte enrojecimiento de la piel.
  • Dolor.
  • Ampollas (flictenas).
  • Apariencia lustrosa por el líquido que supura.
  • Posible pérdida de parte de la piel.
  • Sensibilidad al aire.
  • Aumento de la permeabilidad vascular. Edemas.

Una quemadura de tercer grado penetra por todo el espesor de la piel y destruye el tejido. Si se destruyen los folículos pilosebáceos y las glándulas sudoríparas, se compromete la capacidad de regeneración.
Signos:

  • Pérdida de capas de piel.
  • A menudo la lesión es indolora, porque los nervios quedan inutilizados (puede que el dolor sea producido por áreas de quemaduras de primer grado y segundo grado que a menudo rodean las quemaduras de tercer grado).
  • La piel se ve seca y con apariencia de cuero.
  • La piel puede aparecer chamuscada o con manchas blancas, cafés o negras.
  • Ruptura de piel con grasa expuesta.
  • Edema.
  • Superficie seca.
  • Necrosis.
  • Sobreinfección.

Causas:

  • Fuego.
  • Exposición prolongada a líquidos calientes.
  • Contacto con objetos calientes o electricidad.

Quemaduras de cuarto grado. Hay daños de músculos y huesos. Suelen presentarse en quemaduras por frío extremo y congelación. Puede desembocar en necrosis y caída de las extremidades (brazos o piernas).

  • Las quemaduras por frío también son usadas con propósito beneficioso en medicina, por ejemplo para eliminar colonias bacterianas o víricas sobre la piel, usándose generalmente el nitrógeno líquido (-210ºC) para este fin.

Escribe un comentario