¿Qué es la amnioscopia?

La amnioscopia es una prueba prenatal que se realiza para obtener resultados mediante la visualización directa del líquido amniótico.

Se realiza introduciendo un amnioscopio en el canal cervical que ha sido previamente dilatado entre 1.5 y 2.5 cm. Un cono largo y fino con un orificio por el que pasa un haz de luz, éste ilumina la bolsa de líquido amniótico, obteniendo una visión directa de él. De esta forma puede tomarse una muestra del mismo para enviar al laboratorio.

Esta prueba se realiza para detectar la presencia de meconio en el líquido amniótico, que haya suficiente cantidad y que el bebé goza de buena salud.

La prueba no precisa de sedación ni ningún otro tipo de preparación previa. Tras la realización de la prueba se puede sentir algún tipo de molestia similar a las que aparecen durante la menstruación.


Escribe un comentario