¿Qué juguetes regalar en la Navidad?

Llegó la Navidad que es sinónimo de juguetes y regalos para los niños. Es uno de los momentos con más ilusión de estas fiestas. Eso sí, no debemos olvidar que un exceso de regalos puede saturarles. Los regalos no tienen que ser caros, a los niños les hace tanta ilusión una baratija como algo sofisticado. Pero, para que tengan magia es importante acompañarlos del ritual correspondiente.

Escoger los regalos puede ser una difícil decisión. Pero hay que tener en cuenta su edad y cómo los juguetes podrían ayudarlos en su aprendizaje ya que juego también es aprendizaje. A los niños les intrigan los tamaños, formas, colores, olores, texturas o sonidos. Todas estas cosas tienen que ser descubiertas y exploradas. A los niños de un año les gusta tocar, agarrar, golpear, empujar, abrir y cerrar, meter y sacar, esconder y volver a encontrar.

Por eso, hay que poner a su alcance juguetes y objetos ricos en colores, formas y sonidos. Y no nos extrañemos si su juego consiste sobre todo en explorar y desarmar los juguetes, y a menudo darles un uso diferente al esperado. Les vienen muy bien los juguetes de construcciones con piezas grandes y de vivos colores, de madera o plástico; libros de imágenes resistentes (plastificados, por ejemplo), muñecos o coches para arrastrar por el suelo.

Los vehículos les encantan. Conviene, eso sí, que los juguetes no deban tener piezas pequeñas ya que el niño pueda tragar. Recuerde que todo objeto que pueda pasar por el interior de un rollo de papel higiénico debe considerarse peligroso.

Pero no solo contamos con los juguetes convencionales. También podemos recurrir a multitud de objetos que les distraen: revistas atrasadas y papeles que puedan destrozar a gusto (les encantan), cajas de cartón, cacharros de cocina, trapos de colores, agua, arena… Además, cuantas más cosas atractivas les dejemos a mano, menos posibilidad habrá de que busquen para distraerse cosas y actividades inconvenientes o peligrosas.


Escribe un comentario