¿Sabes actuar en caso de que un niño se atragante?

Atragantamiento

De la misma forma que el otro día hablábamos sobre la prevención de quemaduras en niños, otro tema de seguridad infantil importante, son los atragantamientos, que pueden tener como consecuencia una asfixia por obstrucción. Además de exponer las pautas básicas para evitarlos, introduciremos los Primeros Auxilios en caso de ocurrir.

Consideramos atragantamiento cuando un ‘cuerpo extraño’ llega a la vía respiratoria y la obstruye, de forma que el aire tiene dificultades para introducirse en los pulmones. Es una situación de emergencia vital porque puede estar en juego la vida de la persona, en este caso de un niño. Sabemos que estamos ante un atragantamiento si al bebé se le pone la carita roja / se amorata, y su llanto es entrecortado; en caso de niños más mayorcitos, la señal inequívoca es que se llevan las manos cruzadas al cuello.

Cuando hablo de ‘cuerpos extraños’, me refiero a objetos pequeños como canicas, un pedazo de goma de borrar, un trozo pequeño de plástico, …; también a comida o piezas de juguetes.

Quien evita la ocasión evitará el peligro

Hay un consejo que los padres reciben cuando el bebé empieza a desplazarse por sí mismo reptando o gateando: ‘ponte a su altura y recorre la casa con ojos de niño’ así podrás detectar los posibles peligros a los que se exponen. En verdad desde que es capaz de agarrar cosas con las manitas existe el riesgo, por eso no deberás dejar cuerpos extraños a su alcance (por ejemplo cuando el niño está en la trona y al lado hay una mesa dónde sueles depositar monedas).

En niños más grandecitos es recomendable evitar que tengan acceso a cuentas, tachuelas, canicas, piezas pequeñas de construcción, esferas de juegos con imanes, juguetes muy pequeños, material de papelería como clips, … Recuerda comprobar la recomendación del fabricante en caso de juguetes, para asegurarte de que son aptos para menores de tres años; recuerda también que el hecho de que un niño tenga más de 3 no garantiza que se comporte de forma segura; depende más bien de su carácter.

Los globos que aparentemente son un objeto divertido e inocuo, pueden ser peligrosos (mucho), no sólo pueden bloquear el paso del aire, sino que se adhieren a las paredes internas de la tráquea.

Independientemente de vuestras normas a la hora de la comida, sería bueno que los peques no jugaran mientras mastican, porque en un descuido puede ocurrir una aspiración y el alimento desplazarse por el sitio equivocado. Si los niños son muy pequeños, trocea o aplasta la comida, para mí es más importante esto que el hecho de que aprendan a utilizar cubiertos. Presta atención a salchichas, carne, queso duro, carlotas crudas, uvas, caramelos. Recuerda que para darles frutos secos enteros, hay profesionales que aconsejan esperar a los seis años, incluyendo palomitas de maíz (Mira nuestro artículo sobre como introducir la alimentación complementaria)

Come con tus hijos, para estar pendiente de los imprevistos, y avisa a los hermanos grandes para que tengan el mismo cuidado que tú.

Recuerdo que los frutos secos son la causa más frecuente de atragantamiento; les siguen globos y piezas de juguete

Actuación en caso de atragantamiento

Antes ya he explicado los síntomas, y me falta añadir, que en situaciones límite, la cara y los labios se amoratan, posteriormente la persona pierde el conocimiento. Es un proceso que dura muy poco tiempo (minutos), por eso es tan importante actuar, pero siempre manteniendo la CALMA, de lo contrario es probable que nuestras acciones no surtan efecto.

Atragantamiento

De forma refleja cualquier persona que se atraganta, tiende a toser para expulsar el cuerpo, si es así no dudéis en animar a que el bebé o niño tosan, sin hacer nada más. En caso de que la tos sea inefectiva y no haya salido el objeto / trozo de comida, se procederá de la siguiente forma:

El niño está consciente

Primero llamar al teléfono de urgencias (que como sabéis es 112), y acto seguido empezar el auxilio.

Comprobar el interior de la boca, si vemos el cuerpo extraño, intentar extraerlo, ¡pero sin empujarlo adentro!
Si no hemos visto nada en la cavidad bucal, golpear cinco veces con el talón de la mano en la parte alta de la espalda.

Cuando esto no funciona realizaremos compresiones torácicas o abdominales (maniobra de Heimlich) según la edad del niño, iniciando un ciclo: mirar boca – golpear espalda 5 veces – 5 compresiones.

El resultado puede ser que el peque expulse el objeto y vuelva a respirar o que pierda la conciencia; recordad que previamente avisaremos a los servicios de emergencias que en el peor de los casos actuarán para salvar la vida del accidentado.

Un error frecuente es cuando debido a los nervios empezamos a golpear la espalda de un niño que se atraganta, sin observar nada más, de no seguir correctamente los pasos propuestos es probable que no sirva de nada nuestra actuación

Los gráficos que os estoy mostrando provienen de la web En Familia (de la AEP), y podéis observar en detalle el procedimiento correcto. Ahora seguro que os preguntaréis, ¿cómo puedo actuar si el bebé / niño queda inconsciente y no ha llegado la ambulancia? Es sin duda una situación crítica, aún así es necesario ‘armarse de valor’ y continuar manteniendo la calma.

Atragantamiento

El niño está inconsciente

  • Lo tumbas sobre superficie dura y compruebas el interior de la boca, de haber algún objeto, intentad sacarlo con cuidado.
  • Abre la vía aérea: se hace sujetando la frente con una mano y empujando la barbilla hacia arriba con otra.
    Comprueba que respire, si lo hace no dejes de vigilar hasta que llegue alguien a ayudarte.
  • Si no respira, es el momento de insuflar aire dentro del pequeño comprobando que el pecho se mueve.
  • Sé que llegar a esto asusta, normalmente en los casos de atragantamiento no se debe llegar a esta medida, pero debes saber cómo actuar por si acaso: tu boca debe abarcar nariz y boca del niño (si este es pequeño), e insuflar aire repitiendo cinco veces.
  • En los casos en que esto no funciona (no se eleva el tórax), tienes que empezar a combinar con maniobras de resucitación realizando 30 compresiones torácicas (centro del tórax, por debajo de los pezones) y alternarlas con dos respiraciones ‘boca a boca’. Se comprueba la respiración cada dos minutos, y se aprovecha para observar si el objeto ha salido.

Atragantamiento

A continuación un vídeo sobre el tema de Suavinex-El club de las madres felices, que te aclarará todas las dudas, y te dará seguridad para actuar en el caso de que (espero sinceramente que no te veas en esa situación) algún día tuvieras que actuar.

Recuerda que lo más importante es que sepas mantener la calma e intervengas con decisión. Y no olvides que puedes evitar estas situaciones mediante la necesaria prevención.


Categorías

Seguridad

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Escribe un comentario