¿Sabrías realizar las maniobras de reanimación cardiopulmonar(RCP) de forma correcta si fuese necesario?

nio inconsciente

En cualquier momento puede ocurrir un suceso a nuestro alrededor que suponga que tengamos que actuar para intentar reanimar a una persona.

Las vacaciones, el buen tiempo y los viajes hacen que los casos de accidentes o ahogamientos se multipliquen. En muchas ocasiones habrá alguien mejor preparado que nosotros para hacer frente a la situación, pero puede que nos encontremos solos y tengamos que hacer algo.

Es importante que sepamos que el no ser profesional de la sanidad o desconocer las maniobras no nos eximen de tener responsabilidad. Aunque los pasos son muy similares a los que se siguen en un adulto, en esta ocasión nos centraremos en como realizar las maniobras de reanimación cardiopulmonar en niños.

emergency

Que es la RCP

Reanimación cardiopulmonar son las maniobras que nos permiten identificar si una persona está en parada cardiorrespiratoria y realizar una sustitución de las funciones respiratoria y circulatoria, sin ningún equipamiento específico, hasta que la víctima pueda recibir un tratamiento más cualificado (AEPED).

Se trata de unas maniobras sencillas, que podemos aprender con facilidad y que salvan vidas.

Es fundamental poner en marcha estas maniobras lo antes posible. Si se detecta una situación de riesgo no hay que perder tiempo, cada segundo es vital.

Causas de la parada cardiorrespiratoria en un niño

Las causas mas frecuentes en los niños son los accidentes: tanto de tráfico, accidentes domésticos, caídas, atragantamientos, electrocución o los ahogamientos.

Quien debe hacerla y cuando iniciarla

Cualquier persona que conozca la técnica debe realizarla. Todos debemos conocer los pasos básicos.

Iniciar las maniobras de RCP con la mayor rapidez posible es vital. Lo ideal es iniciarlas en los primeros 2 o 3 minutos o en el momento en que nos encontramos con el niño en parada cardiorrespiratoria.

Nunca dejaremos de realizar las maniobras hasta que o bien el corazón vuelva a latir y el niño a respirar o bien lleguen los servicios de emergencia para hacerse cargo de la situación.

Nunca te des por vencido, hay que luchar hasta el final.

Pasos de la RCP en niños

Es importante realizar los pasos en su orden correcto, para que sean realmente de utilidad.

Paso 1: Conseguir que reanimador y niño estén seguros. Señalizar el accidente. No mover al niño salvo que nos encontremos en un lugar peligroso.

Paso 2: Comprobar que el niño está inconsciente. Para ello le llamaremos por su nombre en voz alta, le gritaremos o le daremos palmadas suaves. Si sospechamos que ha habido un traumatismo no sacudirle nunca, podríamos agravar cualquier lesión, sobre todo las cervicales.

Cuando se trata de un recién nacido podemos frotarle la espalda o darle palmadas en las plantas de los pies.

  • Si el niño responde dejarle en la posición en que se encuentre, siempre que no corra peligro.

Comprobar periódicamente su situación y pedir ayuda si es preciso.

  • Si no responde pedir ayuda sin abandonar al niño. No tengas miedo, grita, alguien cercano te escuchará y acudirá en tu ayuda. Coloca al niño suavemente boca arriba.

Paso 3: Abrir la vía aérea. Hay diferentes formas de hacerlo. Ten cuidado, si se trata de un traumatismo no muevas su cuello.

  • Maniobra frente-mentón: extiende su cabeza y eleva su mandíbula.
  • Colocar la mano en la frente del niño y presionar con suavidad. Trata de inclinar su cabeza hacia atrás.
  • Elevación o tracción de la mandíbula: colocar los dedos índice y corazón de cada mano por detrás de cada lado de la mandíbula del niño, empujándola hacia delante. Esta es la maniobra de elección en caso de que sospechemos lesión cervical.

Paso 4: Manteniendo la vía aérea abierta, “mirar”, “escuchar” y “sentir”. Colocar nuestra cara cerca de la cara del niño, mirando hacia su pecho. Mirar si hay movimientos torácicos, escuchar si hay sonidos respiratorios y sentir si exhala aire.

Paso 5: si el niño respira con normalidad:

posicion lateral seguridad

  • Colocar al niño en posición lateral de seguridad.
  • Llamar a emergencias
  • Evaluar periódicamente la situación.

Si el niño no respira:

  • Comprobar que no hay un cuerpo extraño en la boca que obstruya la vía aérea. Si lo hay extraerlo.
  • Dar 5 insuflaciones boca a boca.
  • Comprobar si el niño respira o tose.

Si es un lactante:

  • Colocar la cabeza en posición neutra. Lo podemos conseguir colocando una toalla enrollada debajo de la parte superior de la espalda del niño. Elevar el mentón hacia arriba.
  • Realizar las insuflaciones de forma sostenida durante un segundo. Es importante que con nuestra boca sellemos tanto la nariz, como la boca del bebé.
  • Comprobar que el tórax del bebé se eleva con las insuflaciones y desciende cuando sale el aire.

 Paso 6: Comprobar si existen signos vitales, durante 10 segundos. Tomar el pulso es poco fiable, mejor valorar si el niño hace algún movimiento o intento de respirar.

Paso 7: Si existen claramente signos vitales y es necesario, continuar con las insuflaciones.

Si no hay signos de vida debemos empezar con las compresiones torácicas. La recomendación para la población general es mantener la relación 30 compresiones por dos insuflaciones, si el reanimador es un sanitario sería 15/2. Las compresiones las haremos en la mitad inferior del esternón.

Cuando llamar al 112 para pedir ayuda

Cuando haya más de un reanimador, uno de ellos debe iniciar la RCP mientras otro busca ayuda.

Si estás solo, lo primero es actuar. Inicia la RCP durante 1 minuto o 5 ciclos de RCP básica antes de ir a buscar ayuda.

Aquí podéis ver un video muy corto y muy claro de Proyecto Salvavidas.

 

 

 


2 comentarios

  1.   Macarena dijo

    ¡Que información tan interesante Nati! Creo que a todos los padres se nos ha pasado por la cabeza ‘qué haríamos’ sí, y no solo si nuestras hijas e hijos lo necesitaran, sino con otras personas.

    Este post me lo voy a poner a buen recaudo, porque aunque he hecho 2 cursos de Primeros Auxilios, y he asistido a una charla, son cosas que tienden a olvidarse, y vale la pena ir refrescándolo.

    Mejor no tener que utilizar la RCP, pero nunca se sabe.

    Mil gracias.

    1.    Nati Garcia dijo

      Muchas gracias Macarena.Realmente todos deberíamos saber realizar las maniobras de RCP,tanto a niños como a adultos. Me alegro de el artículo sea útil.

Escribe un comentario