11ª semana de embarazo

Semana 11 de embarazo

Todos los momentos de un embarazo son especiales y hasta mágicos (a veces te tienes que olvidar de las náuseas para creerte esto último 🙂 ), pero a punto de finalizar el primer trimestre se desencadenarán una serie de cambios maravillosos en el bebé, y en ti misma.

Además, te sentirás mucho más segura y confiada, y no nos olvidamos de que aunque el embarazo es un proceso natural (y no una enfermedad) suelen surgir esporádicamente algunas preocupaciones, sin embargo las semana 11 trae consigo mayor conciencia en las mamás y da paso a transformaciones cualitativas en el feto. ¿Qué le está ocurriendo a tu bebé? Pues en general sigue creciendo casi vertiginosamente, y a la vez sus estructuras se desarrollan sin parar.

Llevamos unas semanas diciendo que en este período la cabeza suele ser más grande, y de hecho aún es así (casi es la mitad de su cuerpo, aunque esto es normal); pero ahora su cuello empieza a ser más largo, y aparece una nueva especialización: la barbilla.

Así que el aspecto es de una cabeza más separada del pequeño cuerpecito que sigue cubierto por una piel finísima. Su tamaño aproximado (y hay variaciones entre unos bebés y otros) será de entre cuatro y 6 centímetros, y podría estar pesando 9 gramos, quizás 8. También te contaremos los cambios que experimentarás, pero desde la normalidad, es decir: entendiendo que todas las transformaciones y todos los síntomas que podrías experimentar son completamente naturales. Es preciso entender el embarazo también teniendo en cuenta que el cuerpo que alberga al nuevo ser, debe ‘transformarse’ y adaptarse a fin de dar la vida.

Semana 11 de embarazo:

Si lo piensas bien, es muy emocionante todo lo que está ocurriendo; hoy en día las mamás disponemos de mucha información sobre el embarazo, a veces esto dificulta más que ayuda, pero en cualquier caso saber cómo va creciendo el pequeñín, resulta de gran ayuda.

Por cierto, aunque estás leyendo esto, te aconsejamos que no te excedas en la información buscada, también debes confiar en ti misma y en tu instinto. Y siempre recurrir a los profesionales que supervisan tu embarazo cuando quieras salir de dudas, o sospeches que algo podría estar funcionando mal. El grosor de la piel de tu bebé es tal que si pudieras verle en directo, también observarías los órganos formándose, sus venas o el incipiente sistema esquelético. Por otra parte, seguirás sin notar los movimientos, y estos continúan siendo reflejos, eso sí: van adquiriendo una complejidad sorprendente.

Otra característica importante es que ha finalizado la formación externa de los órganos, por dentro aún deben madurar mucho hasta poder funcionar tras el nacimiento; excepto el cerebro, presentan un aspecto similar al definitivo.

Más cambios en el feto de 11 semanas.

Feto en la semana 11

¿Te lo puedes creer? ¡tu hija / hijo ya está produciendo orina, de hecho buena parte del líquido amniótico empezará a estar formado por este líquido, gracias a la contribución de los riñones. Llega un momento en que el líquido que las membranas filtran hasta el interior del saco amniótico, no es suficiente para proteger al feto en caso de golpes, u otras circunstancias. Resulta muy interesante que son capaces de deglutir.

También se endurecen los huesos y los dedos formados están a punto para empezar a moverse en unos días; también se empiezan a formar los pequeños dientes dentro de las encías. Con solo 11 semanas de gestación el feto da patadas y también se estira, el medio acuático da mucho de sí; también tiene hipo pues su diafragma también está madurando, y poco a poco se prepara para la respiración extra uterina.

La madre en la semana 11 de embarazo.

Como mencionábamos en la semana 9, la primera ecografía del embarazo se puede hacer en la semana 12, salvo situaciones excepcionales no será necesario realizarla antes. Pero ahora vamos a hablar de los cambios en la madre: para empezar el útero ha crecido hasta por encima de la sínfisis del pubis, esto hace que algunas mamás puedan notar ya que el tamaño de su vientre ha aumentado.

Puede que no tengas náuseas pero seguirás con esa sensación de sueño que te acompaña desde hace semanas (esto te lo digo medio en broma, pero es una forma de acostumbrarte al sueño que pasarás tras el parto, y mientras el niño sea bebé o niño muy pequeño; se lleva maravillosamente – por cierto -, teniendo en cuenta su propósito). Quizás sientas dolor abdominal porque los ligamentos redondos se estiran y encogen.

¿Sin náuseas pero con acidez?

Chica en la semana 11 de embarazo

Puede que sí, y también hará su aparición el estreñimiento. Para combatir estas molestias deberás tener una alimentación muy equilibrada con presencia de fibra y alimentos de origen vegetal; también es importante que bebas mucha agua. Es posible que tengas dolores de cabeza o calambres en las piernas, descansa todo lo que puedas y aunque el paracetamol está permitido durante el embarazo es mejor preguntar primero al médico.

En verano, además de necesitar una hidratación extra, debes plantearte proteger tu piel (especialmente el rostro) para evitar las ‘máscaras’ que el sol provoca. Ya te lo estará diciendo la matrona: no habrás aumentado mucho de peso, sin embargo no olvides de comer solo lo que necesites (en el embarazo no se come por dos, ¿lo sabías?). Las hormonas no actúan igual en todas las mujeres gestantes: a unas les cae el pelo y se les rompen las uñas, a otras les crecen ambos más fuertes.

Creemos que este vídeo os gustará:

Por nuestra parte, nos queda poco más que invitarte a seguirnos en este especial Embarazo Semana a Semana; regresaremos la próxima semana con una nueva entrega 🙂 .


Categorías

Desarrollo, Embarazo

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Escribe un comentario