Semana 13 de embarazo: ¿Empiezas a sentirte un poco más pesada?

semana 13 embarazo

En “Madres Hoy” seguimos nuestro apasionante viaje, para llegar, finalmente, a la semana 13 de embarazo. Parece casi increíble, pero casi sin darnos cuenta entramos ya en el inicio del segundo trimestre. Nuestro cuerpo sigue cambiando, y mucho, de hecho es en este momento cuando podemos empezar a coger más peso del conveniente, por ello, es importante que cuidemos siempre de nuestra alimentación y hábitos de vida.

Es en este momento cuando muchas mujeres se ven libres de las náuseas. No obstante, como siempre ocurre en materia de embarazo, cada una de nosotros lo viviremos de un modo. Así pues, no te guíes por el embarazo que han pasado tus amigas u otros familiares. Atiende tu cuerpo y escúchalo como si fuera único. Cuidarte y disfrutar de este proceso es tu única obligación, y nosotros, te explicamos todo lo puede acontece en tu interior en esta semana 13 de embarazo.

Semana 13 de embarazo, los órganos del feto son cada vez más funcionales

semana 13 embarazo

En este momento, y aunque no puedas verlo -ni casi creerlo- tu bebé puede estar bostezando, girando la cabeza, pateando y hasta puede tener su primer “ataque” de hipo. Su desarrollo es imparable y maravilloso, tanto, que la proliferación celular sigue sus pautas establecidas creando nuevas estructuras, nuevas posibilidades y funcionalidades.

Veamos algunos aspectos con más detalle.

Unos gramos más y un esqueleto mucho más maduro

El feto mide algo más de 7 centímetros y pesa unos 25 gramos. El esqueleto del bebé está desarrollando ya el área de la clavícula y el fémur. Todos ello propicia el que “vaya estirándose” y que vaya adquiriendo, cada vez más, un aspecto “ligeramente” parecido al nuestro. De hecho, incluso sus facciones van modelándose con unos rasgos más suaves, más perfilados.

  • El cartílago continúa también con su lento proceso, y en esta fase, a pesar de que nuestro bebé tenga un aspecto más humano cabe decir que su cuerpo crece más rápido que la cabeza, de ahí que aún nos parezca algo desproporcionado.
  • Los brazos ya tienen una proporción más equilibrada respecto a las manos, y éstas, ya son más funcionales. De hecho, según nos explican los científicos, es a lo largo de esta semana cuando el bebé puede poner a prueba su sentido del tacto tocando ya el cordón umbilical.

Fascinante, no hay duda.

(A continuación os mostramos el vídeo parcial de una ecografia en la semana 13, podéis comprobar la funcionalidad de las extremidades del bebé)

Los órganos del feto

  • Junto con el esqueleto, los órganos del bebé siguen creciendo a pasos agigantados. Tanto es así que el estómago y los intestinos toman ya una forma definitiva, en especial estos últimos, que ya han migrado desde el cordón umbilical hasta el abdomen.
  • Un aspecto que sin duda nos llama la atención es que es en la semana 13 del embarazo cuando sus cuerdas vocales ya han madurado. Algo que notaremos cuando venga al mundo, algo que nos unirá por siempre a nuestros hijos: el tono de su voz, el habla, el lenguaje, la comunicación.
  • Junto a las cuerdas vocales maduran también las glándulas salivares, las cuales empiezan a funcionar.
  • El bazo y el hígado van a eliminar los glóbulos rojos viejos y producen además más anticuerpos.
  • Los pulmones, por su parte, siguen formándose. De hecho, uno de los momentos más decisivos de la semana 13 de embarazo es cuando el bebé empieza a realizar sus primeras respiraciones (se recibe el oxígeno en la sangre del cordón umbilical).
  • El latido del corazón de tu bebé ya se puede escuchar en las ecografías.
  • La glándula pituitaria del feto empieza ya a la fabricación de hormonas y a liberarlas en el organismo del pequeño. Una etapa sin duda muy emocionante. Ahora bien, a pesar de que en las ecografías que nos hagamos entre la semana 11 de embarazo y la 14 ya puede verse el sexo del bebé, lo sabremos con mayor seguridad en las semanas posteriores.

semana 13 embarazo

La semana 13 de embarazo en la madre: ¿Debo hacer algo especial?

Lo que debemos hacer, tal y como hemos señalado al inicio, es cuidarnos y disfrutar del embarazo en la medida que nos sea posible. Es muy probable que en esta etapa ya no tengas náuseas, que te notes tu cuerpo un poco más “integrado” y eso ya te ofrezca más seguridad.

  • Tu embarazo ya es visible, y sin lugar a dudas, habrás comprado ropa premamá con la cual, sentirte cómoda en todo momento. Todo ello son pequeños rituales que siempre se llevan a cabo con ilusión. Ahora bien, no solo será más visible tu embarazo, sino que además vas a notarlo en tu piel y en tu cabello, debido a ese incremento de hormonas en nuestro cuerpo lucirán más brillantes, más lustrosos.
  • Otro detalle a tener en cuenta es sin duda “la hinchazón”, el notar las piernas hinchadas o incluso experimentar cómo de pronto, nos puede sangrar la nariz. No te preocupes, es algo normal, y se debe a ese volumen de sangre que asciende por nuestro cuerpo hacia el pecho y las vías respiratorias. Es algo puntual.
  • Una parte de tu cuerpo que también vas a notar diferentes son tus pechos. Están creciendo, y ello se debe a que estás empezando a fabricar calostro. Aunque aún nos falten unos meses para el parto, ese fluido lleno de nutrientes que alimentará a tu bebé está empezando ya a crearse poco a poco.

Comentarte ya para terminar, que en casi todos los centros médicos se realiza una combinación de dos o tres pruebas médicas durante el primer trimestre (entre la semana 11 a 14 de embarazo) para detectar anomalías cromosómicas.

Gracias a estas pruebas (de ultrasonidos, análisis del pliegue de la nuca del feto, y análisis de sangre) podremos saber si corremos el riesgo de sufrir un aborto espontáneo o si el bebé tiene alguna anomalía cromosómica, como puede ser el síndrome de Down. Es algo que cada familia puede valorar, no obstante, en algunos casos puede ocasionarnos un estrés innecesario. Es algo personal que podemos tener en cuenta o no.

Esperemos que te haya servido de ayuda estos datos referentes a la semana 13 de embarazo. En breve continuaremos con la siguiente etapa.


Escribe un comentario