Sexo: ¿hasta cuando?

Solo hay una razón para que, durante el embarazo, no puedas tener relaciones sexuales y es cuando tienes un embarazo de alto riesgo. Todo lo contrario, tener sexo y sentirse sexualmente atraído por tu pareja en esta etapa es muy beneficioso para todos.

En cualquier caso, será nuestro obstetra quien determine si podemos tener relaciones sexuales o no. Pero si presentas algunos de estos sintomas, es conveniente que no lo practiques:

  • Si se presentan sangrados vaginales. Las hemorragias vaginales sin explicación pueden ser signo de complicaciones.
  • Si hay dolor, molestias o calambres.
  • Si hay goteo de líquido amniótico.
  • Si se producen contracciones fuertes.

  • Si se sufre herpes vaginal, ya que ésta y otras infecciones impiden mantener relaciones vaginales hasta que se resuelvan.
  • Si el ginecólogo ha determinado que es un embarazo de alto riesgo por alguna razón.
  • Si hay antecedentes de interrupción del embarazo sin causa es conveniente espaciar las relaciones si así lo determina el especialista.
  • Si hay riesgo de parto prematuro.
  • Si se presenta placenta previa que tape total o parcialmente el orificio del útero.
  • Si el cérvix está dilatado: la dilatación del cuello uterino puede facilitar la entrada de gérmenes en la cavidad amniótica.
  • Si es un embarazo múltiple, a partir del último trimestre las contracciones debidas al orgasmo podrían dilatar el cuello uterino y habría riesgo de parto prematuro.

El contacto entre la pareja, la comunicación y el afecto no debe de ningún modo disminuir para que el bebé se siga beneficiando de esos sentimientos que le llegan a través de su madre. Si no se da ninguno de los casos anteriores, podemos estar tranquilos y disfrutar de estos momentos especiales, también a través de las relaciones sexuales.


Escribe un comentario