Sexo después del embarazo

Embarazo y sexualidad no siempre van de la mano. Es normal que durante el período de gestación y tras el parto, la mujer no tenga ganas de mantener relaciones sexuales. Tras el parto la mujer desea la proximidad con su pareja, mimos y carantoñas porque durante los primeros meses se sentirá fatigada, molesta e incluso puede que tenga miedo al coito. Y es que el sexo después del embarazo es una tarea a retomar con mucho cariño y comunicación en la pareja.

Si el embarazo ha transcurrido con normalidad, no hay porqué eludir las relaciones sexuales. Ambos tienen que mantenerse unidos y afrontar los cambios que van a experimentar juntos. Es necesario que la pareja no se olvide de ellos en ningún momento, aunque tenga que cuidar y criar a un hijo. La llegada del bebé origina un pequeño caos pero han de tener su propia intimidad y evitar que el niño absorba sus vidas. La paternidad y maternidad no es en absoluto incompatible con la sexualidad.

Problamente si la mujer o el hombre no desean mantener relaciones sexuales, se trataría de un trastorno transitorio aunque hay que cuidar que no se convierta en crónico. El sexo en una pareja es una forma más de comunicación. Si ésta es óptima, ninguno de ellos ha de tener miedos o preocupaciones con respecto a su intimidad.

Después del parto, la mujer experimenta cambios hormonales con lo que es aconsejable el uso de geles vaginales y lubricantes que mejoren y faciliten el coito. Trascurrido el tiempo establecido (cuarentena), es aconsejable que la pareja retome sus relaciones sexuales lo antes posible y dentro de la normalidad más absoluta.


Categorías

Aprendizaje, Salud

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Escribe un comentario