Si tienes un hijo adolescente ‘quiérele cuando más lo necesite’ (vídeo)

Adolescencia: quiérele

‘Quiérele, cuando te grite y no quiera saber de ti. Cuando su mundo se derrumbe y crea que tú eres la causa, no te rindas, todo pasa. Recuerda que a su edad tú también cuestionabas todo, y no querías pautas o reglas de ningún modo’. Estas son frases extraídas de un video editado por Hirukide, la Federación de asociaciones de familias numerosas de Euskadi: se trata de un mensaje dirigido a los padres de los actuales adolescentes, y son los abuelos (más experimentados en temas vitales) quienes les hablan. Se trata de sensibilizar partiendo de una idea base: ‘cuando más lo necesite’, porque es al llegar la adolescencia de los niños, cuando te das cuenta que es verdad que TE NECESITAN muchísimo, no como cuándo eran bebés, sino como guía o ‘faro’.

¿Tienes un hijo adolescente? olvídate entonces de todos esos consejos sobre límites, respeto, autoridad, … porque sí, el respeto es necesario, pero de forma bidireccional; y los límites, de no ser para evitar que se hagan daño (o hagan a otros) muchas veces son innecesarios, ya les limita bastante la vida. Piensa que lo que necesitan es ‘amparo’, una mano que les sujete si se ‘pierden’ y necesitan volver; eso, y amor, pero amor del incondicional, el mismo que ellos nos regalan, ¡cuánto tenemos que aprender de los hijos que nos aman por encima de todo pese a nuestros errores! Dice Siegel en su libro “Tormenta cerebral” (del que habíamos hablado parcialmente aquí), que solemos aferrarnos tres mitos sobre la adolescencia, como si fueran un dogma; el profesor de psiquiatría de la UCLA, se encarga de desmontarlos uno a uno…

El segundo de ellos habla de inmadurez de las personas en esa etapa, y se apunta en el libro a que en realidad lo que hacen nuestros hijos e hijas adolescentes, no es tan incomprensible o extraño, a no ser que nos empeñemos en creerlo a pie juntillas. ¡No tenemos que soportar la adolescencia ni nuestros hijos tienen que sobrevivir a ella! es cuestión de actitud: en realidad es una etapa de crecimiento apasionante y enriquecedora, con muchos cambios físicos, sexuales, sociales, neuronales, es verdad pero, ¿cómo iba a ser posible llegar a la adultez si no cambiáramos? Como decía: no tenemos que soportarla, porque atravesarla juntos será una experiencia inigualable.

Tú también has sido adolescente, que no se te olvide

Si tus hijos aún son pequeños oirás cientos de veces que se transforman al convertirse en adolescentes, que todo será más difícil… no hagas caso, tus hijos serán los mismos pero diferentes. Diferentes porque ‘mirarán afuera de casa’ y no creerán en tus reglas, porque tomarán decisiones conscientes y aprenderán de las equivocaciones, porque ‘se crecerán’ y acto seguido ‘se derrumbarán’, nada nuevo bajo el sol, todos hemos pasado por ahí, y somos capaces de entenderles.

Eres tú, como adulto el que más puede amoldarse a la nueva situación, como dice el vídeo: ‘si te ruge su fiera, espera y aprende a lidiar con ella’, porque quizás él o ella no tenga capacidad para lidiar consigo mismo

Hace tiempo que no creo en los consejos cuando estos se convierten en un recetario, pero he pensado que sería conveniente ofreceros estos que son inespecíficos y sencillos, puede que os ayuden:

  • Escúchales.
  • Respeta sus gustos.
  • No les agobies
  • No juzgues a sus amigos.
  • Tu opinión no es más valiosa que la de ellos.
  • No impidas que experimenten y se equivoquen.
  • Es su vida, no la tuya.
  • Y sobre todo: NUNCA tires la toalla.

Acabo con una reflexión de una de las abuelas protagonistas: ‘… y comprendí que en todo caos hay un poco de orden; y en ocasiones, hay que perderse para poder encontrarse’. Dedicada especialmente a papás y mamás que en ocasiones atraviesan por uno de esos momentos difíciles de la vida familiar. Si mantienes en el recuerdo que el orden existe pese al caos, te resultará un poco más fácil; y te ayudará a mantener la calma para detectar ‘posibles’ problemas de verdad, de esos que no forman parte de la cotidianidad, pero en ocasiones se presentan.


Categorías

Consejos

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Escribe un comentario