Un estudio desvela que muchos bebés duermen en entornos poco seguros

Bebés-sueño-seguro

Nuevamente nos referimos a la publicación especializada Pediatrics para exponer las conclusiones de un trabajo llamado “Nocturnal Video Assessment of Infant Sleep Environments”. La conclusión principal es que los bebés son colocados en entornos no seguros para dormir, tanto cuando sus madres y padres los acuestan como en el transcurso de la noche. Conforme iba leyendo el artículo me daba cuenta de que realmente (y coincidiendo con la Academia Americana de Pediatría) son necesarios más esfuerzos de educación sobre prácticas de sueño seguro.

El estudio ha analizado los patrones de sueño de bebés de uno, 3 y 6 meses, la observación ha sido posible gracias a grabaciones (consentidas) de video. Se incluyeron 167 bebés recién nacidos a los que se realizó el seguimiento durante tres meses; y según parece, la mayoría de los padres los ponen a descansar por la noche en entornos de sueño con riesgos.

La Asociación Americana de Pediatria, ofrece una recomendación básica: colocar al bebé boca arriba; y además avisa de los peligros que entrañan mantas sueltas, cojines, protectores de cuna, elementos para posicionar el cuerpecito durante el sueño y peluches.

Bebés-sueño-seguro2

Bebés que son colocados en posiciones poco seguras durante el sueño.

La investigación ha descubierto que (a pesar del empeño por reducir el riesgo de Síndrome de Muerte Súbita del Lactante), los mensajes previos no son interioridades por la población, o quizás ni siquiera les llegue. Es en población blanca con un nivel educativo que se han encontrado prácticas relacionadas con poner y mantener a bebés pequeños en entornos de sueño considerados inseguros. Y llamativamente, en los casos en los que el bebé es trasladado durante el sueño (por ejemplo llevarlo de la cama de los padres a otro lugar) todavía se observaban más peligros en el entorno al que se llevó.

Como he comentado, la muestra estuvo compuesta por 167 bebés nacidos en 2 horpitales de Pennsylvania y sus progenitores. Al mes de edad, un 21 % de los sujetos eran puestos a dormir sobre superficies no recomendadas para dormir, y además un 91 por ciento permanecían junto a elementos sueltos (ropa de cama, almohadas…); por otra parte el 14 % habían sido colocados en posición no supina. En las restantes franjas de edad se siguen observando practicas indebidas en porcentajes variables.

Un estudio desvela que muchos bebés duermen en entornos poco seguros

Principales recomendaciones de sueño seguro.

Ya lo habíamos comentado en Madres Hoy, pero nunca debes dormirte en un sofá con el bebé a brazos. Además se considera que la mejor postura es en supino (tumbado con la espalda sobre la superficie), aunque ellos después se giren durante el sueño. ¡No puedes hacer colecho con tu pequeñín si eres fumadora, bebes alcohol, has consumido otras drogas o estás extremadamente fatigada!

Los elementos más seguros para descansar son un colchón firme, una sábana bajera ajustada, y ¡nada de edredones o mantas! Afuera los protectores de cuna, almohadas o peluches; y ojo con esos dispositivos que se popularizaron hace años para mantener la postura durante el sueño del bebé (generalmente decorados con un muñequito de tela y consistentes en una banda ancha de sujeción), son innecesarios, y también peligrosos.

Por último recuerda que la temperatura de la habitación debería ser la ‘adecuada’ (ni frío ni calor) y que tu bebé no tendría que estar muy caliente durante su sueño.


Categorías

El bebé

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Escribe un comentario