Tapiza tu mismo los muebles infantiles

sillas

Cuando tengas un sillón con la tela estropeada y necesites cambiarla, aprende tu mismo a tapizar el mueble. Con unos sencillos consejos y siguiendo el paso a paso que encontrarás a continuación, renovar el aspecto de una silla o sillón te resultará muy fácil. En el caso de los muebles infantiles tapizados, es muy fácil que la tela se estropeé muy rápidamente, por esto sería aconsejable la elección de tejidos impermeables, antimanchas  e incluso imitaciones de cuero, debemos tener en cuenta no solo el aspecto si no también el mantenimiento y limpieza posterior.

En primer lugar debemos cerciorarnos  de que el armazón el mueble está en buen estado. Antes de empezar a tapizar debemos arreglar cualquier desperfecto que presente el sillón. Las piezas de madera tendrán que  ser tratadas debidamente con anti carcoma si fuera necesario. Un buen lijado es indispensable para la posterior capa de pintura, seguida de una mano de barniz. Todo ello con materiales no tóxicos adecuados para el uso infantil.

Para calcular la cantidad de tela que necesitaremos debemos tener en consideración el siguiente consejo: para un sillón se requiere aproximadamente 2 ó 3 metros de tela, para una silla hacen falta 80 cm para la pieza del asiento y 1 ó 2 metros si queremos también tapizar el respaldo.

Ahora solo tienes que ponerte manos a la obra, solo necesitas unas tijeras, una grapadora para tapizar y un poco de buen gusto. Procura que la tela quede bien tensa pero sin estirar demasiado, coloca una grapa en cada lado y luego poca a poca vas grapando hasta llegar a las esquinas donde necesitas un cuidado especial. Corta el pico sobrante de la tela y con mucho cuidado haz un pliegue para que resulte lo mas aseado posible. Si quieres que las grapas no se vean, coloca una cinta de pasamanería y remata bien todo el contorno de la tela.

Fuente: Innovar


Escribe un comentario