Tendencias para crear una sala de juegos para los niños

salon de juegos

Los niños deben tener su propio lugar en la casa, ¡no todo el espacio debe ser de los adultos! Hay hogares que hay habitaciones de sobra y que además de tener el dormitorio de los niños, éstos pueden tener a su disposición otra estancia para que puedan jugar y pasarlo bien en sus ratos libres, es lo que se llama: “una sala de juegos”. Aunque no todas las salas de juegos son iguales, es ideal tener en cuenta las características de la casa y los intereses del niño para poder crear una buena estancia donde la diversión sea la protagonista.

Pero en una sala de juegos no sólo importan los juegos y las zonas de ocio para los niños, lo que realmente importa es que existan buenas ideas de almacenamiento para que los niños y niñas aprendan a poder guardar sus juguetes una vez que hayan terminado de jugar… En el caso contrario, la sala de juegos se podría pasar a llamar: “la sala del caos”. Así que si quieres tener una sala de juegos para tus hijos, hoy te traigo algunas ideas que te pueden interesar, ¡no pierdas detalle!

¿Qué pasa si tu casa es pequeña?

Quizá tu casa sea pequeña y tu hijo tenga un dormitorio para él y no dispongáis de una sala de juegos porque no hay suficientes estancias en el hogar. O posiblemente tu casa sea pequeña y tus hijos deban compartir dormitorio porque no hay posibilidad de tener una casa más grande. En este sentido tendrás que pensar cómo conseguir que tus hijos tengan su propio espacio para jugar y que no acabes con juguetes hasta en el lavabo de casa.

salon de juegos

Una idea es crear una zona de juegos en su dormitorio si tienes suficiente espacio para crearlo. Sólo tendrás que limitar la zona para que sepa que en esa zona es donde se juega y en el resto no. Para que sea una buena zona de juegos, deberás tener en cuenta que es necesario que exista suficientes muebles de almacenamiento para que una vez que termine de jugar, pueda recoger todos sus juguetes. Puedes tener este espacio fácilmente gracias a baúles infantiles (escoge el tamaño dependiendo de la cantidad de juguetes que tenga tu hijo).

¿Y si tienes una sala de juegos?

Si tienes espacio suficiente para una sala de juegos, será necesario que puedas crearla acorde a las necesidades de tus hijos. Busca un color para las paredes que encaje con su personalidad y que además puedas ampliar visualmente la estancia, además así podrá tener más luz. Los colores ideales para las salas de juegos son los colores vivos en combinación con tonalidades pastel.

Es ideal que exista una buena iluminación natural, por lo que unas ventanas grandes sería estupendo. Si quieres agregar cortinas intenta que tengan un color claro, para que pueda pasar una buena cantidad de luz durante el día. La iluminación artificial también resulta muy importante ya que es la luz artificial la que ayudará a que tu hijo vea claramente cuando se haga de noche y los días sean más cortos. Intenta que sean luces que tengan una buena iluminación.

salon de juegos

Los muebles deberán estar pensados para los niños y no para los adultos. En este sentido lo ideal es tener estanterías bajitas y muebles para que los niños sean capaces de poder manipular sus cosas siempre que lo deseen, así podrán experimentar sensaciones y tener la libertad de jugar con los juguetes que les apetezca en cada momento.

Como te acabo de decir más arriba, en todas las salas de juegos o zonas para jugar no podrá faltar un baúl de los juguetes, cajones a la altura de los niños y cestas para que puedan guardar todas sus cosas. Así ellos podrán tener un control para guardar sus juguetes y para que además, puedan cogerlo siempre que quieran.

No pueden faltar los espejos

Los espejos no podrán faltar en la sala de juegos, sobre todo para los más pequeños. Los espejos son ideales para que los niños trabajen la expresión corporal, para que sean capaces de explorar sus rasgos faciales y se diviertan cantando y bailando mientras se miran. Si decides tener un espejo a la altura de los niños, recuerda que en la sala de juegos deberás estar presente para evitar accidentes (si los niños pegan algún golpe en el espejo se puede romper y los trozos cortan).

Un rincón para expresarse

Los niños necesitan expresar todas sus emociones y es muy importante que sepan que a sus padres o a los adultos de referencia les importa mucho lo que piensan y lo que sienten. En este sentido es ideal crear un rincón de las emociones para que lo hagan suyo. Una idea es poner pintura de pizarra en la pared, o una pizarra, o un corcho donde poder colgar dibujos y que los niños plasmen en papel o encima de la pizarra sus emociones. Así por ejemplo, si un niño se enfada porque un hermano le ha quitado un juguete, podremos ir a este rincón para hablar sobre lo que ha ocurrido, sobre las emociones que hemos sentido y así, buscar las soluciones adecuadas para que todos salgan contentos.

salon de juegos

El juego no estructurado

Los niños necesitan tiempo para jugar sin que sea seguir unas normas establecidas, ¡ya tienen bastante con las normas que deben seguir en la escuela! Así que una idea es crear una zona con alfombras y cojines para que además de jugar, también puedan descansar o incluso leer un cuento si así lo desean. Los niños deben sentirse libres para poder jugar y desarrollar su imaginación y sólo lo podrán conseguir si el adulto le proporciona el espacio suficiente para hacerlo… y una sala de juegos pensada por y para ellos es la mejor forma de conseguirlo.

Si tienes hijos pequeños en casa, permite que tus hijos tengan un espacio para jugar libremente, sólo hazles saber que después de jugar, deberán recogerlo todo para tenerlo a su disposición siempre que quieran volver a jugar.


Escribe un comentario