Todo los que debe saber un niño sobre su piel

¿Cuál es el órgano más grande de tu cuerpo? Puede que te sorprenda saber que es la piel y probablemente ni siquiera la consideres un órgano. Independientemente de lo que pienses sobre ello, tu piel tiene mucha importancia. Ella cubre y protege todo lo que tu cuerpo tiene en su interior.

Sin la piel, los músculos, los huesos, y los órganos del cuerpo humano, no estarían en su sitio correspondiente sino dispersos sin ningún orden. La piel mantiene a todos estos elementos juntos. La piel también:

  • Protege a nuestros cuerpos.
  • Ayuda a que nuestro cuerpo mantenga la temperatura adecuada.
  • Permite que tengamos el sentido del tacto.

La piel está formada por tres capas, cada una con sus correspondientes partes importantes. La capa externa se denomina epidermis. La epidermis es la parte de tu piel que puedes ver.

Mira tus manos durante un minuto. Aunque no veas ninguna actividad, tu epidermis está trabajando laboriosamente. En la base de la epidermis se están desarrollando nuevas células.

Cuando las células estén formadas, ellas comenzarán a dirigirse hacia la superficie de tu epidermis. Este recorrido suele durar de dos semanas a un mes aproximadamente. A medida que las células nuevas continúen su movimiento en ascenso, las células más maduras mueren y llegan a la superficie de tu piel. La piel que tu ves en tus manos (y en el resto de tu cuerpo) es realmente una acumulación de células de la piel muertas.

Estas células maduras son lo suficientemente fuertes para cubrir tu cuerpo y protegerlo. Pero ellas solamente permanecen en tu cuerpo durante un breve periodo de tiempo. Brevemente, se desprenden de tu cuerpo en forma de escamillas. Aunque no puedas ver este proceso, cada minuto del día perdemos aproximadamente de 30,000 a 40,000 células muertas de la superficie de nuestra piel.

En el tiempo que te ha llevado leer esta página hasta esta línea, probablemente hayas perdido alrededor de 40,000 células. Esto significa casi nueve 4 kilos de células cada año. Pero no pienses que tu piel desaparecerá algún día debido a este proceso, tu epidermis está constantemente desarrollando nuevas células que llegan a la superficie para reemplazar a las células maduras. La mayoría de las células de tu epidermis (un 95 por ciento) trabajan para desarrollar nuevas células de la piel.

¿Y qué ocurre con el cinco por ciento restante? Estas células se encargan de desarrollar una sustancia llamada melanina. La melanina otorga a la piel su color característico. Cuanto más oscura sea tu piel, mayor cantidad de melanina tendrás. Cuando te expones al sol, este cinco por ciento aproximado de células en tu piel desarrollan melanina adicional para protegerte de una insolación frente a los rayos ultravioleta del sol o rayos UV.

Esa es la razón por la que tu piel adquiere un bronceado si pasas mucho tiempo expuesto(a) al sol. Pero a pesar de que la melanina es una sustancia poderosa que te protege, no puede hacerlo completamente por sí sola. Es conveniente que utilices protector solar, vestimentas que te protejan, como por ejemplo un sombrero, para prevenir quemaduras de sol dolorosas. Proteger tu piel desde ahora puede ayudarte a prevenir cáncer de piel cuando seas una persona mayor.

kidshealth


Escribe un comentario