Tomar sol durante el embarazo

El sol se puede tomar en cualquier etapa de la vida, incluido el embarazo, siempre que sea con moderación y durante poco tiempo. Si quieres tomar sol y estas embarazada, entonces toma en cuenta estos consejos:

  • Tomar sol por la mañana muy temprano o por la tarde, evitando las horas centrales del día (y las más peligrosas), esto es, entre las 11 y las 16 horas.
  • Permanecer poco tiempo bajo el sol, lo ideal sería en períodos de menos de 30 minutos.
  • Cuidar la piel con una crema de alto índice de protección (o mejor, de bloqueador solar) en todo el cuerpo y más precisamente en la panza.
  • Mantener una buena hidratación, bebiendo el agua necesaria.

Las mujeres embarazadas deben extremar estas precauciones, porque una exposición al sol muy prolongada es perjudicial para ellas y además podría causar efectos secundarios en el embrión o el feto.


Escribe un comentario