¿Tu hijo tose? Pues que sepas que es mejor no darle antitusivos o anticatarrales

tos-menores-12-anos

La mayoría de los padres se preocupan cuando sus hijos tosen, de forma más o menos persistente, sin embargo, la tos no es sino una forma que tiene el organismo de responder ante algunos estímulos; es por eso que se debe evitar los medicamentos para aliviar la tos, y centrarnos en el trastorno o enfermedad que la provoca. Hay más de una forma de toser, pero generalmente el síntoma no entraña gravedad, más bien supone un alivio de las vías respiratorias al liberarlas de moco. Pero vamos por partes.

Las infecciones del tracto respiratorio superior son en la mayoría de las ocasiones de origen viral, y sus síntomas resultan molestos, tanto si los padece un niño como un mayor. Solo que la frecuencia con la que los peques se ponen enfermos es mayor. Fiebre no muy alta, tos, congestión, rinorrea, dolor de garganta… todas sabemos lo que es un resfriado, o una gripe; de hecho parecería que a lo largo del otoño e invierno niñas y niños estuvieran enfermos permanentemente, especialmente en edades tempranas. Pero ni es necesario visitar al médico cada vez que enfermas, ni es recomendable administrar por nuestra cuenta medicamentos antitusivos o anticatarrales.

Así, estamos ante una respuesta refleja que algunos niños muestran con más frecuencia: tener muchos mocos o hipertrofia de adenoides (“vegetaciones”), provocando también mucosidad, así como asma no diagnosticada, originará mucha tos, y nos preocupará, así que vamos a entender un poco más este mecanismo.

La tos… esa acompañante molesta.

  • ¿Conoces esa escena en la farmacia cuándo te preguntan “la tos es productiva”? Pues esa es tos con mocos, y la función es sacarlos afuera, aunque puede que tu niña sea de las que se lo traga, ya aprenderá.
  • La misma pregunta pero con “tos improductiva”: se trata de tos seca, y ocurre cuando el receptor de la tos (en el bulbo del cerebro) se inflama o irrita.
  • Tos perruna: en el nombre está la explicación, el ruido también parece metálico o ronco. podría deberse a laringitis o laringotraqueitis.
  • Tos persistente de varios días y / o semanas de duración, hay resfriados que tardan en curar, y la gripe aún más
  • Tos con silbido (podría indicar inflamación en vías respiratorias inferiores), nocturna (empeoramiento respecto del día por la posición) o con vómitos (de tanto toser, el reflejo del vómito empeora).
  • Tos ferina, causada por una bacteria. No vamos a ocuparnos ahora de ella.

¿Llevo al niño con tos al médico?

No siempre: generalmente la tos no debería preocupar, y menos aún si el niño puede llevar una vida normal, tiene apetito y duerme bien. Esa tos que no interfiere no debe ser tratada a fin de inhibirla para que el niño deje de toser. Pero si:

“Tu peque está débil, irritable; parece deshidratado o escupe sangre; le cuesta respirar o respira demasiado rápido; color azulado o morado en labios, cara o lengua; menor de 3 meses; al inhalar o exhalar genera sonido como un silbido, o estridente”. En estos casos conviene que visites al pediatra.

tos-menores-12-anos2

Con tos pero sin medicamentos.

Como he comentado, por molesta que resulte, no hay que tratar el síntoma (la tos) sino la causa, y en cualquier caso ante un niño con resfriado o gripe, aplicar medidas generales como las que describíamos en este post sobre el dolor de garganta. Hemos leído que en Estados Unidos (ignoro si ocurrirá aquí, pero la precaución debe ser la misma) “la mayoría de los fármacos no son bien estudiados y evaluados en niños antes de su etiquetado”.

La Food and Drugs Administration, recomendó en 2008 que los anticatarrales y medicamentos específicos para aliviar la tos, no se podían administrar a menores de dos años. Algunos de ellos contienen codeína, que deprimirá el sistema nervioso, y han sido descritas consecuencias graves en bebés y niños pequeños. Se acepta que si la mucosidad provoca tos, será conveniente descongestionar la vía respiratoria alta, e incluso administrar miel para aliviar la tos (¡NO en menores de 12 meses!), pues algunos estudios la señalan como supresora eficaz.

Evitar que el ambiente esté seco, y procurar una adecuada hidratación en el niño, también son medidas muy útiles. Cuando la tos empeora de noche, puedes elevar el cabezal de la cama, para que la posición horizontal no dificulte la salida de los mocos. Es mejor no comprar ni usar en niños medicamentos como expectorantes o antihistamínicos, sin discutir las opciones con vuestro médico.

Por último, recuerdo que la Codeína está desaconsejada por la Agencia Española de Medicamentos para menores de 12 años, y el Destrometorfano o la Cloperastina, no pueden ser utilizados en bebés menores de 24 meses.

Vía — Medical Xpress
Imágenes — anjanettew, PROryancboren


Categorías

Salud

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Escribe un comentario