Un medidor para niños.

medidor

Los niños crecen a una velocidad vertiginosa durante los 16 primeros años, por esto es muy bonito tener en casa un medidor de altura para ellos. En el medidor podremos apuntar su altura y fecha, con lo cual también será un bonito recuerdo para el futuro.

Los hay de muchos diseños diferentes, aunque también los puedes hacer tu mismo. Si te decides a hacerlo con la ayuda de tus hijos puede resultar un bonito proyecto en familia. En internet encontraras muchos dibujos y motivos para imprimir e incluso hay páginas especializadas en manualidades. En ellas te explican paso a paso su fabricación y además darás un aire muy original a la habitación.

En el caso que os mostramos en la foto, tenemos un medidor para que puedas  hacerla en casa con muy pocos materiales conseguiréis un elemento decorativo por muy poco dinero y sencillo de hacer. Los materiales que necesitas son:

  • Un metro
  • Un trozo de madera
  • Pintura para madera
  • Barniz
  • Trocitos de velcro adhesivo

Primero debes pensar que diseño tendrá el medidor, en este caso es una simpática jirafa pero puedes elegir el motivo que más te guste. Pregúntale al niño por su animal favorito y seguro que acertaras. Corta la madera o encarga que te la corten en cualquier carpintería, Lo ideal es que lo hagas como mínimo de un metro de alto. Dibuja luego una línea recta y traza los centímetros como los de una regla. A continuación píntala con el color que más te guste, y después aplica una capa de barniz para que dure muchos años.

Un detalle muy gracioso es poder poner al lado de la fecha, la foto del niño, más útil aun si el medidor es para más de un niño  la vez. Para ello coloca unos trocitos de velcro adhesivo para poder pegar y despegar cuantas veces quieras las fotos.

fuente: espaciohogar


Escribe un comentario