Una mascota para mi hijo (Parte I)

Para muchos niños, la mascota de la familia es su mejor amigo – un compañero que no sólo brinda amor incondicional, sino que les enseña acerca de la amistad, responsabilidad, lealtad y empatía. Aunque la mayoría de las mascotas de la familia son gatos y perros, otros animales pueden también ser adecuados para los niños. Por ejemplo, los conejos, hámsteres, gerbos, conejillos de las Indias, pajaritos y peces pueden ser magníficas mascotas de la familia, siempre y cuando reciban la atención especializada que necesitan.

El secreto para crear una verdadera “mascota de la familia” -una que sea gentil, leal y amorosa, tanto para los animales como para las personas- es tratar al animal como un miembro querido de la familia y darle el entrenamiento y la atención que se merece. No es suficiente conseguir una mascota “para los niños”. Una mascota no es un compañero de juego temporal para los niños, sino un miembro de la familia para toda la vida que depende de toda la familia, sobre todo de los adultos.

¿Qué edad debe tener mi hijo antes de que consigamos una mascota?
Aunque la mayoría de los expertos recomiendan que el niño tenga por lo menos seis años de edad antes de que se introduzca una mascota en la familia, usted es el que mejor conoce qué tan maduro es su hijo. Cuando menos, su hijo debe mostrar autocontrol y entender (y obedecer) la palabra “no”. Si cree que su hijo está listo para tener una mascota, preséntele primero a mascotas bien comportadas de amigos para que usted pueda observar el comportamiento de su hijo alrededor de las mascotas.

¿Nos conviene un animal joven o uno más viejo?
Muchas familias con niños pequeños eligen un gatito o perrito, creyendo que estas mascotas son más seguras, fáciles de entrenar y más adaptables que las mascotas más grandes y mayores. Sin embargo, esto no es cierto todo el tiempo. Ya que los perritos y gatitos son frágiles, exigen tiempo y atención adicionales y son propensos a arañar y morder cuando juegan, quizás no convengan para una familia con niños pequeños. Adoptar un animal adulto amigable y calmado que tenga un historial comprobado de llevarse bien con niños pequeños podrá ser la mejor opción para su familia. Antes de tomar una decisión, hable con expertos en animales, tales como veterinarios, entrenadores de animales y consejeros de adopción en los refugios de animales, que pueden ayudarle a seleccionar el animal apropiado para su familia.

¿Qué tipo de perro es mejor con los niños?
Como padre, usted quiere que su hijo esté seguro alrededor de su perro. Usted quiere saber cuáles razas son buenas con los niños y cuáles no lo son. La verdad es que todos los perros tienen el potencial para morder, y la raza de un perro es sólo uno de muchos factores que afectan al temperamento y el comportamiento. Los mejores perros para los niños son aquellos que reciben
la debida socialización, tratamiento humanitario, ejercicio y atención; a los que se les da comida, agua, refugio y atención del veterinario adecuados; que están esterilizados; y que están confinados de una manera segura.

Promoción de la protección de todos los animales
The Humane Society of the United States
2100 L Street, NW, Washington, DC 20037
202-452-1100 – www.hsus.org


Escribe un comentario