Una pausa en la lactancia

lactancia1

En ocasiones, debido a alguna circunstancia especial, algunas madres se ven obligadas a interrumpir la lactancia temporalmente debido, por ejemplo, a una enfermedad infecciosa o una intervención quirúrgica. En estos casos es inevitable dejar la lactancia por unos días debido al riesgo de que los fármacos que se tomen pasen a la leche y sean perjudiciales para el bebé.

Pero no hay que desanimarse ya que una pausa entre 48  y 72 horas no interfiere en el proceso de la lactancia. Para mantenerla es necesario vaciarse el pecho ya que el bebé no lo podrá hacer. Para ello habrá que usar el sacaleches, manual o eléctrico, y utilizarlo siguiendo el mismo ritmo de las tomas del bebé. El sacaleches consigue vaciar el pecho obligando al organismo a seguir segregando las hormonas necesarias para continuar produciendo leche materna.

Si la interrupción de la lactancia ya se tiene prevista hay que programarlo todo con antelación. En ese caso, varios días antes se puede preparar una reserva de leche vaciando el pecho después de cada toma, guardándolo en el frigorífico en unos recipientes que existen para tal fin, ya que otro tipo de recipiente podría estropear la leche.

Si se prefiere también se puede guardar la leche en el congelador. Es mejor poder garantizarle tu leche a tu bebé que desistir y recurrir a la leche artificial.

Una vez terminada la interrupción, para que la lactancia se reanude mejor es conveniente darle el pecho al bebé en más ocasiones que antes de la pausa. Lo mejor es, si puedes, dedicarte dos días de completo relax que te ayudarán a incrementar la producción de leche, y beber mucho.

Si surgen problemas, existen técnicas de masajes o también se puede recurrir a los fármacos para estimular la producción de prolactina, pero sólo en casos muy concretos y mediante prescripción médica.


Un comentario

  1.   Cristina Jimena Díaz dijo

    mi bebe es maravillosa sobre todo cuando yo la amamanto es un sol.
    mi julietita se queda tranquilita y no llora.
    es hermosa.

Escribe un comentario