Voy a ser papá… Y ahora qué? – IV

padres y bebes

Mi biberón! Nos reclamaba cada tres horas, durante el día puede ser “manejable” pero por las noches? Había que ver a mamita y papá dando tumbos y caminando como sonámbulos, afortunadamente esta etapa duro solo “seis meses”… Pasan volando.

Al agua pato, si hay algo que disfruto mucho es bañar al bebé, es gracioso, al principio uno es quien baña al bebé, luego es el bebé quien lo baña a uno, y lo mejor viene cuando tenemos que sacarlo de la bañera, se necesitan cuatro brazos para conseguirlo. Luego del baño los ejercicios, flexionar brazos y piernas, presionar las plantas de pies, para los reflejos, luego y poco a poco, sentarlo, pararlo, sin darnos cuenta nos convertimos en personal trainers de nuestro pequeños.

Al cabo de unos meses, los alimentos sólidos, los primeros días los alimentos quedan en la ropa y baberos, pero en seguida el instinto y el buen apetito hacen lo suyo, empezamos con papillas y vegetales cocidos agrupados por colores, un mes tocan los amarillos, otro los naranja, después los verdes, y así hasta agotar la gama cromática de los vegetales. Y cuando menos lo pensamos ya están comiendo carnes, frutas frescas, cereales y demás, cuando menos lo pensamos, nuestro bebé va dejando atrás el biberón.

Y como nuestro bebé ya se alimenta mejor, crece rápido, es fuerte, hay que prepararnos para los primeros pasos… Pero esa, ya es otra historia!… Después de haberle hecho la lucha a ser papá por primera vez, puedo decir que es una experiencia inolvidable e imborrable.


Escribe un comentario