¿Y si fueran tus hijos los que te pusieran reglas de utilización de las TIC?

Familia y Tecnologia

Cuando hablo en Escuelas de Padres sobre el uso de las TIC por parte de los niños, y del acompañamiento familiar para un uso saludable de Internet, siempre suelo mencionar que el ejemplo es la mejor (y más potente) herramienta educativa de que disponemos. Así, si le recordamos al niño de 9 años que las relaciones online también deberían estar reguladas por el respeto, mientras insultamos a alguien desde nuestro perfil de Facebook, el mensaje que le llega es muy contradictorio y probablemente se vincule a un mal comportamiento posterior del hijo o la hija.

Lo mismo con los adolescentes: “ves a contarle a la de 14 años que apague el móvil a las 11 porque tiene que descansar”, y hazlo sin dejar de ‘whatsappear’… ¿a que te suena absurdo? Pues imagínate a ella… así es imposible que los mensajes sean interiorizados, ya que carecen de coherencia. Las Universidades de Washington y Michigan, han realizado un estudio con resultados parecidos a los que hubieras obtenido tú si les preguntas a tus hijas e hijos, a tus sobrinos / sobrinas, e incluso a los vástagos de tu vecino. Los participantes (con edades entre los 10 y los 17 años), pertenecían a una muestra de 249 familias, y se les preguntó acerca de las reglas que sus progenitores establecían y las expectativas que ellos mismos tenían. Adivina qué dijeron:

“Desean que las madres y los padres guarden el smarphone cuando hablan con ellos (es normal, con una pantalla en medio … ¿qué clase de conversación familiar puede ir bien así?)”. También apelan al sentido común, pidiéndoles que no envíen mensajes mientras conducen (tampoco cuando están parados en un semáforo). E imploran que dejemos de publicar fotos sin su permiso (en particular yo no lo hago, y es un tema que merece ampliar); porque parece muy ocurrente, una idea bonita, que responde a la supuesta necesidad de compartir, pero siempre deberíamos pensar en si realmente los peques querrán que sus fotos queden dando vueltas por la red eternamente.

En ocasiones realizo una afirmación a que a muchos padres y muchas madres les resulta un tanto atrevida: “compruebo demasiado frecuentemente que realmente quienes nos dan ejemplo son los hijos”. Y ahora me alegro de que esta investigación me de la razón.

¿Y si fueran tus hijos los que te pusieran reglas de utilización de las TIC?

¿Quieres saber qué esperan tus hijos de ti?

  • Quieren tu presencia: y ello implica que dejes de arrastrar el dedo por la pantalla, o que no sientas la necesidad de comentar una publicación de ese amigo de Facebook (al menos mientras debes prestarles atención).
  • Necesitan que confíes en ellos y que les permitas tomar decisiones; aunque sea para después revisarlas y analizar si todos debéis cambiar la forma de actuar.
  • Equilibra el uso de las TIC con otras actividades de ocio: sé moderado.
  • Nada de responder una llamada mientras estás en un coche (parado/en marcha); nada de enviar mensajes en esa situación.
  • Da ejemplo: si no se contesta el teléfono mientras se come, no se contesta (nadie lo hace).
  • No compartas información en línea sobre tus hijos sin su permiso escrito: ni fotos ni comentarios sobre lo que piensan o cómo actúan.
  • Supervísales: eres su referente, a tu presencia debes unir el sentido común y la puesta en marcha de habilidades para guiar; evitarás así que se conviertan en “huérfanos digitales”.

¿Y si fueran tus hijos los que te pusieran reglas de utilización de las TIC?

Dar ejemplo… ¿y qué mas?

Ahora es cuando yo os doy unas breves recomendaciones, porque sí, los menores son sabios; y también SÍ, a veces es bueno acompañar desde el conocimiento de lo que supone la “salud digital”. En Osi Menores, nos hablan de mediación activa y restrictiva:

La primera no es más que “supervisar, acompañar y orientar a hijas e hijos” cuando usan Internet: La segunda nos permite establecer restricciones (control parental y configurar la seguridad / privacidad) para limitar los riesgos. Ambas son compatibles. El cuadro de abajo es también de OSI, y revisa los principales tips por edades.

Familia y tecnologia5

El estudio también ha investigado que hay reglas más difíciles de cumplir que otras: por ejemplo es más sencillo restringir el uso de un video juego, que conseguir dejar de utilizar dispositivos o aplicaciones en situaciones muy concretas (un lugar silencioso como una biblioteca podría ser un buen ejemplo).

Imágenes — (Segunda y tercera) bengrey, Sebastiaan ter Burg


Categorías

Aprendizaje

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Escribe un comentario