10 ideas económicas de mantener a los niños ocupados en verano

Sí, las vacaciones de verano de tus hijos parecen interminables… son casi 3 meses de vacaciones, con sus casi 90 días. Es posible que lo vivas como una pesadilla al principio, pero con un poco de previsión y planificación puede ser una forma diferente de vivir y disfrutar del verano juntos. Es más, es posible que cuando acabe el verano, te dé hasta pena que tus hijos comiencen de nuevo la escuela y sus rutinas diarias, y pasen menos tiempo a tu lado.

Muchos padres se estresan pensando en cómo pueden tener a sus hijos ocupados, ya que en la mayoría de ocasiones puede costar bastante dinero, sobre todo cuando mantener ocupados a los niños significa apuntarles a escuelas de verano o actividades estivales bajo coste. No todos los padres pueden costearse actividades para sus hijos, por lo que tienen que ser aún más creativos ya que casi todo lo que está relacionando con el entretenimiento cuesta dinero, desde ir al cine hasta ir a una piscina pública.

Con un poco de preparación, planificación e imaginación, se puede conseguir que los niños tengan rutinas y que también, puedan estar ocupados sin que las nuevas tecnologías y las pantallas tengan que ser las ‘canguros’ de los niños… y lo mejor, es que puede estar dentro de tu presupuesto veraniego. No te pierdas las siguientes ideas económicas.

Películas en casa

Aunque aquí si hay un poco de pantalla, si lo controlas bien y no es para todos los días, los niños también pueden disfrutar de películas en casa. Solo tendrás que conseguir películas que le gusten a tus hijos y prepararles algunos tentempiés saludables. Actualmente y gracias a Netflix y otras opciones que dan las televisiones inteligentes con Internet, será más fácil que nunca encontrar películas sin tener que alquilarlas en el videoclub. Escoged las películas que quieran ver y preparar una o varias sesiones de cine en casa, ¡irá genial sobre todo para las horas de más calor que no se puede salir de casa!

Aprovecha las ofertas y los descuentos

En verano pueden haber ofertas y descuentos excelentes para disfrutar con tus hijos. Solo tendrás que estar pendiente de las noticias o redes sociales para encontrar los descuentos más suculentos en verano. Quizá encuentres entradas para la piscina pública a mitad de precio o actividades para que los niños disfruten en los centros comerciales de forma gratuita (además en los centros comerciales también hay aire acondicionado… ¡y esto es un punto a favor!).

Juegos mentales y de mesa

A los niños les encantan los juegos que les desafían y sobre todo, aquellos en los que se divierten y aprenden cosas nuevas. Puzzles, juegos de mesa, juegos de palabra, juegos de ortografía… Existen muchas posibilidades para que los niños estén entretenidos jugando en la mesa del salón de tu hogar. Solo encuentra aquellos juegos que les motiven y que les guste hacer.

La hora del cuento

La lectura no debe olvidarse en verano por lo que también se debe potenciar la lectura como un momento de ocio y no como una obligación. La lectura tiene que ser rutinaria, por lo que puedes establecer ‘la hora del cuento’ cada día, por ejemplo, después de comer si tus hijos no quieren hacer siesta. Así estarán relajados y no generarán demasiado cortisol por no descansar. En cambio, si tus hijos sí que hacen siesta, puedes poner la hora del cuento, después de la merienda  ya que aún hace demasiado calor para salir al parque.

Juegos clásicos

Los juegos clásicos nunca pasan de moda y los niños lo pasan en grande. Si tus hijos están aburridos, explícales algunos juegos a los que jugabas de pequeño/a y que te gustaban. La rayuela, la peonza, hacer pompas, Simon dice, Veo veo, el escondite, la gallinita ciega… ¡son muchas las opciones que tienes! Solo debes recordar cuáles eran los juegos a los que te gustaba jugar en tu infancia.

Que te ayuden en la cocina y en casa

A los niños les encanta hacer cosas nuevas y productivas. En este sentido pueden ser tus mejores ayudantes en casa cuando tengas que hacer la comida o las tareas domésticas. Piensa la edad que tienen y su capacidad real para pensar en asignarles tareas para ayudarte. Ellos disfrutarán haciendo cosas productivas y además sentirán la gratificación del trabajo bien hecho.

También puedes crear momentos de cocina para hacer cosas especiales, como por ejemplo; helados saludables, galletas, bocadillos vegetales, etc. Los niños se divertirán mucho cocinando a tu lado después disfrutando de las recetas que ellos mismos han elaborado. ¡Serán unos excelentes cocineros a tu lado!

Juegos creativos

Los niños tienen mucha imaginación y las pantallas suelen socavar su capacidad creativa. Por eso, es necesario que les ayudes a jugar potenciando su creatividad. Es tan fácil como dejarles un poco de pintura, papel y tijeras, rollos de papel higiénico y colores, cajas de cartón para crear barracones y fortalezas, ropa vieja para jugar a los disfraces… ¿Cómo quieres que tus hijos imaginen hoy? Facilítales el material y ellos harán lo demás.

Tarde de manualidades

A los niños les encantan las manualidades, así que solo tendrás que conseguir algunas instrucciones para que hagan sus propias creaciones. También necesitarás material adecuado para que lo hagan… Las manualidades con pinturas, cartulinas, pegamento, tijeras, purpurina… ¡les encantarán y disfrutarán muchísimo! También puedes enseñarles a hacer pulseras o collares con diferentes materiales.

Rincón de juegos en casa

A los niños les encanta jugar y por eso, si les facilitas en casa un espacio para que jueguen con juguetes o como quieran hacerlo… Será una idea excelente. Podrán tener un espacio para que un ratito al día (si está organizado mejor), puedan jugar y disfrutar a su aire. Los niños necesitan jugar sin adultos para que ellos, pongan las reglas del juego y lo hagan como quieran. Es esencial para su desarrollo.

Permite que sean tus pequeños exploradores

Un día a la semana podéis organizar una salida familiar a lugares nuevos. Pueden ser parques, ríos, playas, piscinas… Hay muchas opciones para que los niños disfruten también fuera de casa durante el verano. No tienes que gastar mucho dinero (como mucho el transporte). Pueden ser lugares donde no cobren entrada y llevar la comida y la bebida para no gastar en restaurantes. Los niños lo pasarán genial, ¡a ellos les encanta comer bocadillos en lugares especiales!


Categorías

Consejos, Familia

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.