11 formas de acabar con el bullying en el aula

chica contenta en clase

El bullying de ha convertido en un gran problema en todas las escuelas del mundo. Ocurren altercados físicos, rumores, acoso… todo esto puede tener efectos devastadores en la víctima pero también puede provocar efectos duraderos en un entorno educativo. En este sentido, es necesario prevenir el acoso escolar en todas las escuelas del mundo.

Además del trabajo que los padres tienen responsabilidad de hacer en casa, los educadores y el profesional educativo tienen un papel activo en todo esto. No te pierdas algunas formas e ideas que pueden ayudar a los maestros a crear un ambiente más seguro y positivo para todos los estudiantes. De esta manera los alumnos podrán ir a la escuela sin sentir ansiedad… Porque si van a la escuela con problemas emocionales, los contenidos académicos se quedan en un segundo lugar para ellos.

Habla con los estudiantes sobre el acoso escolar

Los estudiantes deben saber cómo las personas se pueden sentir afectadas por culpa del bullying. Es necesario trabajar la empatía y la inteligencia emocional desde el aula. Los alumnos deben conocer las consecuencias de acosar a otros en la escuela y tienen que entender que el acoso jamás será tolerado y que tendrá consecuencias.

En este sentido, es imperante que los alumnos realicen talleres o juego de roles para entender los sentimientos de la víctima, pero sobre todo, que sean capaces de actuar y no quedarse como meros espectadores cuando alguien está siendo acosado en la escuela.

acoso escolar entre chicas

Los profesores deben estar visibles en la escuela

Los estudiantes deben saber que pueden recurrir a cualquier profesor en cualquier momento y en cualquier lugar de la escuela. Esto significa que los maestros deberán ser visibles en cualquier lugar donde pueda ocurrir el acoso: el patio, el pasillo, los baños, en el comedor o en el autobús escolar.

Es necesario que el centro educativo tenga una buena supervisión en cualquier punto conflictivo de acoso escolar. De esta manera los agresores no tendrán ninguna facilidad para intimidar a las víctimas.

Conocer los indicadores del acoso

Los profesores y deben conocer y reconocer los diferentes tipos de acosadores que existen (los agresivos, los sutiles, el acoso sexual, el acoso relacional, etc.) Es necesario tener en cuenta también que los chicos y chicas pueden acosar de manera diferente. Por ejemplo, los chicos suelen ser más físicos y las niñas optan más por el acoso relacional.

Pero no importa el tipo de acoso que exista en la escuela, es primordial reconocerlo y no tolerar ninguno. No hay un acoso menos grave que otro, todos los tipos de acoso deberán ser abordados lo antes posible.

niña sufriendo acoso escolar

Enseñar a los alumnos a no ser solo observadores

En ocasiones, los alumnos pueden no reaccionar al acoso de una víctima de bullying para no ser llamados chivatos o para evitar repercusiones del agresor en su persona. Los estudiantes deben sentir la confianza y seguridad suficiente para saber que si denuncian un caso de acoso escolar, no les ocurría nada.

Es necesario capacitar a los alumnos para que se opongan a la conducta de acoso escolar y para que informen al adulto sobre lo que está ocurriendo. Se puede buscar una manera de anonimato para que se sientan bien informando sobre el acoso escolar. Están haciendo lo correcto.

Hay que prestar atención a cualquier señal

Las víctimas de la intimidación a menudo tienen miedo o se avergüenzan de decir lo que les está ocurriendo. Como resultado, es posible que debas confiar en otros estudiantes para que te informen sobre cuándo está ocurriendo la intimidación.

Tendrás que identificar las señales sutiles que pueden haber en el aula (risitas, miradas despreciantes, cara de miedo o angustia en las víctimas). También tendrás que identificar a los líderes de la clase a principios del año escolar y hablar con ellos. Deja que ellos sean tus ojos y oídos cuando no puedas estar presente.

Tener una comunicación abierta con los estudiantes

Es importante que todos los maestros se esfuercen para construir una relación con todos los estudiantes de su clase. Preguntar a cada uno de manera individual sobre sus vidas es una buena manera de comenzar, los chicos y chicas deben sentir que son especiales para ti.

Tendrás que estar atento a las señales que pueden experimentar sobre el acoso escolar. Pon todo tu esfuerzo para descubrir si están bien o no. Deben saber que además de profesor pueden contar contigo para cuando lo necesiten dentro de la escuela.

Tener un trabajo coordinado con los padres

Es muy importante involucrar a los padres en los programas que escuela tenga sobre prevención del acoso escolar. Aumentar la concienciación de los padres a través de las reuniones, las conferencias en la escuela, notas informativas y las redes sociales del centro educativo.

Alentar a los padres a apoyar las reglas de la escuela y las estrategias de intervención de intimidación. Si un padre informa un incidente de intimidación, tendrás que investigarlo de inmediato.

Que los estudiantes no escojan a sus grupos de trabajo

Cuando permites que los niños escojan sus propios grupos, estás abriendo la puerta a las oportunidades de acoso escolar. Pero cuando seleccionas el grupo, te aseguras de que los niños incluyan a aquellos que están fuera de su círculo de amigos.

Los grupos preseleccionados también brindan a los estudiantes la oportunidad de aprender a trabajar con diferentes tipos de personas. Es una manera de trabajar la diversidad y la aceptación entre personas.

Ser un defensor de anti-bullying en su escuela

Es necesario que la escuela tenga una política eficaz contra el acoso escolar. Habla con otros miembros del personal sobre el desarrollo de una cultura que no culpe a la víctima. Algunas personas creen erróneamente que las víctimas de acoso escolar se lo buscan.

Pero los agresores siempre deben poseer la responsabilidad del comportamiento de acoso. Ayuda a que todos los miembros del equipo profesional de la escuela tengan esta mentalidad y sepan que a la víctima hay que ayudarle siempre.

acoso escolar en el centro educativo

Responde de manera rápida y coherente a cada incidente de acoso escolar

Cuando veas que ocurre bullying, tendrás que abordarlo de inmediato. Evita normalizar la intimidación con declaraciones como “los niños son niños”o “son cosa de niños”. El acoso escolar nunca es cosa de niños. Si minimizas la intimidación, estás enviando un mensaje de que la intimidación está bien. Cuando haces eso, es menos probable que los niños se sientan seguros en la escuela y el acoso escolar aumentará.

Habla con la víctima y el acosador por separado y en privado

Crea un ambiente donde el estudiante se sienta seguro al hablar contigo. Empatiza con cómo se siente y dale ideas para superar la intimidación. Comprométete con la víctima para ayudarle a acabar con esa situación.

Por otra parte, el agresor deberá abstenerse de culpar a la víctima. Alienta al acosador de ser el responsable de su comportamiento y proporciona la disciplina apropiada en cada caso concreto. Después ayuda al alumno agresor a saber cuáles son las formas apropiadas de comportarse en el futuro, que sepa qué se espera de él en cada momento.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.