3 claves para elegir la trona

elegir la trona

A la hora de comprar cualquier cosa para el bebé tenemos infinitas opciones entre las que elegir, por ello es frecuente que no sepamos ni por dónde empezar, qué opción es mejor, cuál será más útil, etc. En cuanto a la trona, dependiendo del uso que vayas a darle podrás encontrar diferentes modelos, pero antes de elegirla recuerda estas 3 claves que te damos.

Ante todo, seguridad

Una trona segura debe estar pintada con pinturas que no sean tóxicas, hecha con materiales resistentes, que no tenga piezas que pueda coger el bebé, tener un arnés para evitar que se caiga, una bandeja bien sujeta y amplia, etc. ¿Cómo puedes saber todo esto? Muy sencillo: Simplemente busca las siglas CE, que significará que la trona cumple con la normativa vigente en la Comunidad Europea.

Comodidad para ti y para el bebé

Elige aquellas que tengan la sillita acolchada y disponga de reposabrazos y reposapiés, de este modo tu bebé estará más cómodo y le resultará más fácil mantenerse tranquilo mientras come. Además es recomendable que encuentres alguna que se acomode a la altura deseada o que sea regulable, así podrás ponerle a la mesa por ejemplo.

Espacio para todos

Quizá esto también puede entrar en el tema de comodidad, ya que una trona que a tu bebé le resulte pequeña será muy incómoda para él, apenas podrá moverse y no se sentirá libre, por lo que inmediatamente querrá salir de ahí y hará la hora de comida una tortura. Igual debe haber espacio suficiente para poner su plato, su vasito, etc.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *