3 errores que debes dejar que tu hijo adolescente cometa

3 errores que debes dejar que tu hijo adolescente cometa

Proteger a nuestros hijos es una actitud natural, pero debemos dejarles cometer errores. En el caso de los adolescentes, podríamos incluso afirmar que en la mayoría de los casos solo así aprenderán de verdad la lección y obtendrán un verdadero aprendizaje para el futuro.

En cualquier caso, si no le das suficiente libertad para cometer errores, sus intentos por alcanzar el éxito en las diversas áreas de su vida pueden llegar a ser contraproducentes. Además, no olvides que dejarlo cometer errores no significa dejarlo solo, sino estar ahí para ayudarlo, apoyarlo y orientarlo. Por lo tanto, en lugar de evitar que tu hijo comenta errores, lo que deberías hacer es  centrarte  en ayudar a tu hijo a aprender de ellos. A continuación vemos algunos errores que deber dejar que tu hijo cometa (sin remordimientos).

Deje que tu hijo adolescente sufra las consecuencias de la falta de responsabilidad

A veces, los padres queremos que nuestros hijos saquen las mejores notas posibles o que sean los mejores en el deporte que practiquen o la actividad extraescolar que practiquen, y para ello nos involucramos tanto que cargamos con todo el peso de la responsabilidad que ello supone. Y lo que conseguimos es que nuestros hijos se hagan dependientes. Es más, a medida que se hacen mayores cargan su responsabilidad sobre nosotros.

Pero quieres que tu hijo sea el mejor o, al menos, lo mejor que pueda llegar a ser, debes dejar que él mismo cargue con la responsabilidad, que ese “ser el mejor” o “ser todo lo mejor que pueda ser” sea su objetivo, su compromiso. Para ello debes dejar que cargue con las consecuencias de su falta de responsabilidad, y dejar de ocuparte de todo. De hecho, esto es algo que con 7 u 8 años ya puedes empezar a hacer.

Dale a tu hijo la oportunidad de destacar en algo, de disfrutar del éxito, y él mismo será quien descubra el placer de conseguirlo.

Deje que tu hijo adolescente sufra las consecuencias de la falta de responsabilidad

Deje que tu hijo tenga “amistades cuestionables”

Si te empeñas en decirle a tu hijo adolescente cuáles son los amigos que le convienen y cuáles no, no dudes que pondrá un gran empeño en relacionarse con esas personas “cuestionables”. Y no dudes que en la mayoría de las ocasiones tendrás razón, pero tu hijo debe experimentar por qué esas amistades no son adecuadas para él.

Evitar que tu hijo pase el tiempo con malas compañías no pasa porque le prohíbas estar con cierto tipo de gente, sino por ofrecerle una educación en valores fuerte y que le ofrezcas oportunidades de relacionarse con el tipo de gente que consideres más apropiada.

Pero eso seguramente no evitará que sienta interés por otro tipo de gente. Por eso es necesario que estés ahí para compartir sus preocupaciones, para supervisar sus actividades y para dialogar sobre las decisiones que tome.

Deje que tu hijo tenga "amistades cuestionables"

 

Deja que tu hijo haga algo en lo que probablemente fracase

A veces los padres  no pueden tolerar ver que su hijo falle en algo, y le ponen mil trabas para que no lo haga, en un esfuerzo por evitar el fracaso. Muchos los reconducen hace otras actividades en las que tengan mayor probabilidad de éxito.

Pero la prevención del fracaso puede engañar al adolescente, y le privará de un aprendizaje fundamental para su vida:  recuperarse de la decepción. Y eso por no hablar de la obsesión que puede desarrollar por eso que no le dejamos hacer o de la oportunidad que le negamos de desplegar su alas. ¿De verdad conoces tanto a tu hijo como para saber que no puede hacer algo? ¿De verdad crees que no puede o simplemente estás proyectando sobre él tu propia incapacidad?

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *