3 manualidades para hacer con niños este verano

Hacer manualidades con los niños, es una de las mejores maneras de pasar tiempo entretenidos en familia. Hacer trabajos manuales no solo es una excelente forma de potenciar la creatividad y las habilidades motoras de los niños, también es un gran ejercicio para los adultos. Además, no solo estarás entreteniendo a tus hijos, les estarás enseñando a reciclar, a darle una segunda vida a cosas que ya tienen y no usan y algo muy importante, que todo lo nuevo no tiene por qué ser lo mejor.

El verano es una época perfecta para hacer manualidades, los niños tienen mucho tiempo libre y muchas opciones de buscar materiales naturales con los que realizar sus creaciones. Siempre que salgáis de casa, para una excursión por el campo, un día en la playa o un paseo en bici en familia, por ejemplo, anima a tus hijos a buscar tesoros con los que más tarde podréis realizar divertidas y especiales manualidades.

Proyectos de manualidades para el verano

La imaginación de los niños no tiene límites y seguro que ellos mismos piensan un montón de ideas. Pero si necesitas algo de inspiración, aquí te dejamos 3 manualidades de verano para hacer con niños.

Pintar piedras

Las piedras pintadas y decoradas pueden resultar muy útiles en casa, por ejemplo, como pisapapeles. Se pueden usar para mantener las cartas en su sitio, para evitar que una pila de revistas se vuele con el viento al abrir las ventanas o para mantener los apuntes de los niños organizados mientras estudian. Es una manualidad tan sencilla, pero donde pueden derrochar tanta creatividad, que podrán pasar el verano realizando nuevos diseños cada día. Pueden usar las piedras decoradas para hacer unos regalos a los familiares y los amigos, como recuerdo del verano.

Un abanico de papel

En verano hace mucho calor y nunca está de más tener algo con lo que darse aire y refrescarse, como un abanico. Para hacer esta manualidad solo necesitarás algunos palillos de helado, algo que seguro que los niños conseguirán encantados porque así, podrán comer muchos helados. Con unas hojas de papel de color y dos palillos de helado, podrás hacer un precioso abanico con los niños. Seguro que a ellos se les ocurren muchas ideas para decorar estos bonitos abanicos.

Un mural del fondo del mar

El verano es en la mayoría de los casos sinónimo de playa, mar y animales marinos. Hacer un mural con estos motivos es una de las mejores maneras de llevar un poquito del mar a casa. Los niños podrán aprender mucho sobre la fauna y la flora que habita en el fondo del mar y podrán decorar su habitación con un bonito y mural marino. Cada vez que lo miren durante el invierno, se sentirán más motivados a trabajar duro para disfrutar del siguiente verano en la playa.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.