3 productos para tu bebé que son una pérdida de dinero

3 productos para bebés que son una pérdida de dinero

Cuando eres mamá primeriza te llaman la atención un montón de productos para tu bebé que parecen realmente novedosos y modernos, además de muy útiles. Lo mismo les pasa a las personas que quieren regalarte algo y quieren combinar originalidad con utilidad.

Pero con el tiempo te vas dando cuenta de que esas cosas tan chulas y aparentemente útiles solo han servido para tirar el dinero. Como poco, seguro que cambias de opinión y piensas algo como “si tuviera que volver atrás, esto no lo compraría”. A continuación te cuento algunos de los productos que, según mi experiencia y la de otras mamás, no merece la pena comprar.

Calentador de toallitas

La primera vez que vi un calentador de toallitas me pareció que el culito de mi hijo no podía ser limpiado con toallitas frías. Pero al poco descubrí que esto es una tontería. Con la cantidad de sitios en los que cambias pañales y la cantidad de gente que lo hace, no puedes aspirar a que sus toallitas estén siempre calientes. Por otra parte, este aparato termina secando las toallitas si el paquete no se acaba lo suficientemente rápido. Por no hablar que si el niño tiene la zona enrojecida el fresquito le alivia un montón.

Si quieres toallitas calientes usa tus manos o acércalas a una fuente de calor (sin apoyar) durante unos segundos y listo.

Sacos de dormir

Cuando me regalaron el saco de dormir me pareció ideal. Pensé que el niño dormiría calentito y arropado toda la noche. Pero estos sacos de dormir para bebés duran muy poco tiempo, y no todos los niños se sienten cómodos. Por otra parte, no son tan prácticos. Los niños manchan muy a menudo la ropa de cama, y moverlos con eso es incómodo, no te digo nada si metes al bebé en tu cama por la noche para darle el pecho.

Albornoces

¿Has intentado ponerle alguna vez un albornoz a un bebé que no se mantiene de pie? De hecho, incluso aunque camine es dificilísimo. A los niños pequeños, por lo general, no les gustan los albornoces, supongo que en parte es porque tienen frío en las piernas. Además, con lo rápido que crecen, se les quedan pequeños enseguida.

 

 

 


Un comentario

  1.   Macarena dijo

    ¡Cuanta razón Eva! Añadiría humificadores e inventos de esos que permiten mantener sujeto al bebé mientras duerme en la cuna. Bueno, en realidad añadiría a la lista más cosas, pero todo depende del modelo de crianza y del estilo de vida de la familia.

    Me he reído mucho imaginando a un bebé con albornoz, pero es así… se nos ocurren cosas de lo más sorprendentes 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *