3 recetas de postres con naranjas para niños

La naranja es una de las frutas con más vitaminas y minerales, por ello, es uno de los alimentos con los que se comienza la alimentación complementaria de los bebés. Es fácil de digerir, fácil de comer y además, están buenísimas y a los niños generalmente les encanta. La naranja se suele asociar con la vitamina C y es cierto que su aporte es muy alto.

Pero además, la naranja es rica en otras vitaminas como la A, B y G. También tiene un gran contenido en otros nutrientes esenciales como el potasio, el calcio o el fósforo. Todo esto, convierte a esta deliciosa fruta en un gran aliado contra gripes y otros virus comunes.

La naranja se puede tomar tal cual, sin necesidad de preparación ya está deliciosa. Pero también es un ingrediente ideal para preparar cientos de recetas y postres diferentes. De esta forma, podrás incluir esta deliciosa fruta en la dieta de toda la familia y aprovecharos así de todos sus beneficios. Estas son solo algunas ideas, pero también puedes incluir la naranja en postres como bizcochos o platos de carne.

Natillas de naranja

Ingredientes:

  • 250 ml de leche
  • 4 yemas de huevo
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 1 naranja
  • canela molida

Preparación:

Ponemos en un cazo la leche con la peladura de la naranja, calentamos durante unos minutos a fuego medio sin que llegue a hervir. Pasados unos 5 minutos, apartamos el cazo del fuego y dejamos templar mientras seguimos la receta. Ahora, batimos las yemas con el azúcar con unas varillas, hasta que el azúcar se disuelva por completo. Incorporamos la leche a la mezcla anterior, colamos para evitar que caigan restos de la peladura de la naranja.

Vamos a hacer las natillas al baño maría, para ello, tenemos que poner un cazo con agua al fuego e introducir el recipiente con la mezcla dentro del cazo. Llevamos al fuego a temperatura media y dejamos cocer durante unos 15 minutos sin dejar de remover. Cuando las natillas adquieran la consistencia deseada, servimos sobre recipientes individuales y espolvoreamos canela al gusto.

Naranjas en gelatina

Ingredientes:

  • 4 naranjas
  • 200 ml de agua
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 5 láminas de gelatina neutra

Preparación:

Lavamos muy bien la piel de las naranjas y secamos con papel absorbente. Exprimimos las 4 naranjas y añadimos el azúcar al zumo obtenido. Ahora, siguiendo las instrucciones del fabricante tenemos que hidratar las láminas de gelatina. Una vez que estén listas, las añadimos al zumo y mezclamos bien con la ayuda de unas varillas.

Ponemos el agua en un cazo y lo ponemos a temperatura media alta. Cuando comience a hervir, añadimos la mezcla de naranja removiendo constantemente. Dejamos unos minutos más y retiramos del fuego, continuamos removiendo para que toda la mezcla se integre bien. Volcamos la gelatina sobre las mitades de las naranjas, cubriendo por completo todas las mitades.

Para evitar que se vuelquen, puedes colocarlas sobre un molde para cupcakes. Una vez que se templen, introducimos en el frigorífico y dejamos enfriar durante al menos dos horas.

Cookies de naranja y chips de chocolate

Ingredientes:

  • 200 gr de harina de repostería
  • 60 gr de maicena
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 100 gr de azúcar
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 huevo
  • 125 gr de mantequilla
  • la ralladura de media naranja
  • chips de chocolate

Preparación:

Primero mezclamos en un recipiente la mantequilla, la esencia de vainilla y la ralladura de naranja, reservamos. Ahora en otro bol ponemos la harina de trigo, la maicena y la levadura en polvo y mezclamos. Añadimos la mezcla anterior y removemos para integrar bien todos los ingredientes. Para terminar, añadimos los chips de chocolate al gusto y movemos para que se repartan bien. Tapamos el recipiente y dejamos que la masa repose durante 30 minutos en el frigorífico.

Pasado ese tiempo, precalentamos el horno a 180 grados y preparamos la bandeja del horno con una lámina de papel vegetal. Vamos formando las cookies con la ayuda de dos cucharas y las colocamos en la bandeja, dejando espacio entre ellas porque al calor aumentarán su tamaño. Horneamos durante unos 10 o 12 minutos, o hasta que veamos que empiezan a tomar color por los bordes.

Dejamos enfriar sobre una rejilla antes de pasar a otro recipiente, así evitaremos la humedad y que se reblandezcan.


Categorías

Recetas Fáciles

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.