3 recetas para el primer trimestre del embarazo

Alimentarte de forma adecuada durante todo tu embarazo, es esencial para que tu bebé se desarrolle y crezca de forma adecuada. Además, también es importante cuidar la alimentación para tu propia salud, de forma que lleves un embarazo saludable y evites coger peso de más. El sobrepeso no solamente te afecta a ti, sino que puede tener consecuencias muy negativas para tu futuro hijo.

Las necesidades nutricionales no son iguales durante todo el embarazo. Antiguamente se pensaba que la alimentación influía en el feto a partir del 4 mes, pero recientes estudios han determinado que esto no es del todo acertado. Todo lo que comas durante tu embarazo afecta al desarrollo de tu bebé, por lo tanto, debes vigilar todo lo que comes desde el primer momento.

Cómo mitigar los síntomas del primer trimestre

Es posible que durante el primer trimestre padezcas las típicas molestias del embarazo. Las náuseas, la acidez de estómago y el rechazo a algunos alimentos, pueden influir negativamente en tu alimentación. Es muy importante que no dejes de comer en ningún caso, para sobrellevar estas molestias puedes seguir los siguientes consejos:

  • Realiza entre 5 y 6 comidas diarias. Para que el bebé reciba la cantidad necesaria de glucosa, debes hacer varias comidas diarias en pequeñas porciones. De esta forma mantendrás correctamente los niveles de glucosa y evitarás las comilonas y el sobrepeso.
  • Toma al menos 2 litros de agua al día. No solamente es bueno para ti, también ayuda a la formación del líquido amniótico.

Recetas para el primer trimestre

Cómo ya te habrá comentado tu matrona o el médico que revise tu embarazo, necesitas en este momento altas dosis de ácido fólico, hierro y yodo. Estas recetas te ayudarán a conseguir el aporte necesario de estos elementos.

Crema de brócoli y guisantes

Los ingredientes para preparar esta receta son:

  • Medio brócoli
  • 1 taza de guisantes tiernos
  • 1/2 cebolla
  • 1/5 litro de caldo de verduras (preferiblemente casero)
  • 1 taza de leche semidesnatada
  • Aceite de oliva virgen

Limpia bien las verduras y trocea finamente la cebolla y el brócoli. Pon una cazuela al fuego con un chorreón de acetite de oliva virgen y sofríe ligeramente la cebolla. Una vez que esté transparente, añade el brócoli y los guisantes y saltea unos minutos.

Añade a la cazuela el caldo vegetal y la leche y deja cocer a fuego medio durante unos 15 minutos. Por último, tritura bien con una batidora hasta que obtengas una crema ligera y sin grumos.

Ensalada de espinacas y frutos rojos

Los ingredientes necesarios son:

  • Un buen puñado de espinacas frescas, aproximadamente unos 150 gramos. Asegúrate de que queden bien limpias.
  • Queso mozzarella, muy importante que vigiles que esté pasteurizado.
  • Una taza de frutos rojos
  • 1 cucharada de pipas de girasol

En una ensaladera grande ve colocando todos los ingredientes, primero los brotes de espinacas y después la mozzarella cortada en dados.

Prepara la vinagreta aparte para que emulsione bien, utiliza 3 o 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra y 2 cucharadas de vinagre de manzana. Procura no utilizar sal aunque si es necesario, puedes añadir una pizca de sal yodada.

Mezcla bien las espinacas con la vinagreta y por último añade los frutos rojos y las pipas de girasol.

Hamburguesa de brócoli y queso

Una sencilla receta para una cena ligera, nutritiva y fácil de digerir. Los ingredientes para preparar esta receta son:

  • Medio brócoli
  • 2 lonchas de queso havarti light
  • 1 huevo L
  • pan rallado

Corta el brócoli eliminando la mayor cantidad de tallos que te sea posible. Coloca los ramilletes de brócoli en un recipiente con agua y deja al menos 15 minutos. Después, escurre con la ayuda de un escurridor y elimina todo el agua posible.

Pica muy bien todo el brócoli, de forma que quede lo más fino posible. Prepara un recipiente grande y añade el brócoli, el queso cortado en pequeñas porciones y el huevo. Mezcla bien todos los ingredientes, si queda demasiado espeso puedes añadir un poquito de leche semidesnatada.

Por último, añade pan rallado poco a poco mezclando a la vez, hasta que obtengas una masa que puedas manejar. Tapa el recipiente con papel film e introduce al frigorífico unos 30 minutos. Pasado ese tiempo podrás trabajar mejor con la masa. Ve tomando porciones con ayuda de una cuchara y con las manos, dale forma de hamburguesa con cuidado.

Prepara una plancha o una sartén antiadherente con una gota de aceite, reparte bien con la ayuda de un pincel o un papel de cocina. Coloca las hamburguesas y cocina durante unos minutos, hasta que se doren bien por cada lado.



Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.