Manualidades fáciles en familia: caja de los tesoros

Cuando llegan los fines de semana o varios días libres a la vez, los niños disponen de muchas horas libres que llenar. Aunque tengan que hacer deberes o cumplir con sus obligaciones, es mucho tiempo que cubrir.

Es importante que te impliques en el tiempo libre de tus hijos, para que este sea de calidad y no malgastado en cosas poco productivas. Aunque los adultos siempre tenemos cosas que hacer, es necesario que destinemos una parte de nuestro tiempo, al ocio con nuestros hijos.

Hacer manualidades con los niños, es una magnífica forma de pasar tiempo con ellos. Les ayudamos a desarrollar su creatividad y les enseñamos que la diversión está en su imaginación. Además, tu misma renovarás tu imaginación, poniendo todo de tu parte para impresionar a tus hijos.

Hoy te propongo estas divertidas opciones de cajas del tesoro. A casi todo el mundo, niños y mayores, nos encanta guardar recuerdos y objetos de ocasiones especiales. Quien no tiene entre sus tesoros entradas de cine o del primer concierto. O conchas recogidas en la playa en las vacaciones de verano.

Será divertido crear esa caja donde los niños guardarán sus tesoros, las cosas que más les gusten y quieran mantener por mucho tiempo. Además, hacer estos cofres del tesoro juntos, será un objeto en si que mantener como recuerdo. Lo que lo hace mucho más especial.

Estas cajas de recuerdos pueden tener la forma que queráis, todo depende de la personalidad de tu hijo o hija. Lo importante es que lo hagáis juntos, en familia y aportando todos vuestras ideas. De esta forma pasaréis una divertida tarde familiar.

Cofre de los tesoros estilo pirata

La primera opción es crear un cofre pirata, que es la caja de los tesoros por excelencia. En todas las historias de piratas marinos aparecen estos cofres y los niños seguro que estarán encantados de tener uno en sus cuartos.

Solo necesitas una caja de zapatos, los niños la pueden pintar con témperas y decorarla con cartulinas de colores, cuentas de plástico o con bisutería de plástico. En los bazares podréis encontrar infinidad de materiales, muy económicos, que serán fantásticos para utilizar en vuestras manualidades.

Este cofre puede decorarse de forma típica, en marrón y negro como en la imagen, o puede hacerse mucho más original y utilizar los colores favoritos de los artistas de la casa. No limites su imaginación, seguro que tienen mil ideas fabulosas.

Si quieres que sea más resistente, en lugar de utilizar una caja de cartón puedes comprar una caja o cofre de madera. Se puede encontrar también en bazares, los hay de diferentes tamaños y en madera sin tratar.

Como la madera está limpia, pueden pintarla con sus colores favoritos, añadir purpurinas y pegatinas. Incluso podéis usar botones de colores de diferentes tamaños, pegarlos con silicona caliente o con un pegamento resistente.

Caja para los tesoros

Para los niños y niñas que no sean tan fanáticos de los piratas, se pueden construir unas cajas de los tesoros con otras formas que vayan más acorde a su personalidad.

Con unos palillos de helados, podéis construir unas cajas para guardar recuerdos tan especiales como la de la imagen. Es muy sencillo y solo necesitáis silicona líquida para pegarla. Usad una base de cartón para pegar la primera hilera de palillos.

Para hacer los laterales, solo tenéis que ir pegando los palillos por los extremos, alternando los lados, tal y como se ve en la imagen. Si los niños quieren que sea de colores, primero tendrán que pintar los palillos antes de pegarlos.

Pero si lo que quieren es pintarla de un solo color y luego añadir adornos, podéis pegar los palillos y construir la caja tan alta como queráis. Una vez que esté la silicona seca, pueden pintarla con témperas y decorarla con todos los adornos que quieran.

Caja de los tesoros con texturas

Por último, os traigo esta opción para construir una caja de recuerdos, con diferentes texturas. Para los niños y niñas más creativos, esta opción será perfecta, ya que pueden añadir infinidad de decoraciones.

Necesitáis una caja de zapatos, cartulinas de colores, tela de fieltro y goma eva. Además de cintas de colores, y cualquier cosa que pueda pegarse y aportar textura.

Una vez que la caja esté forrada, con cartulina o papel de regalo, es hora de decorarla. Podéis añadir animales, una muñeca o utilizar algún juguete de plástico y pegarlo a la caja. Quedará muy divertida y los niños lo pasarán en grande.

Espero que disfrutes de este fin de semana con tus hijos. Y si recreáis alguno de estos diseños, no dudes en enseñárnoslo.


Categorías

Manualidades

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.