4 consejos para reducir el consumo de azúcar en niños

Controlar el exceso de azúcar

El excesivo consumo de azúcar en niños es alarmante, ya que según se estima, los niños ingieren hasta un 40% más de la cantidad recomendada. Gran cantidad de productos esconden azúcar entre sus ingredientes y desconocer este dato, puede ser la clave para ese consumo descontrolado. Ya que aunque puedas pensar que tus hijos no toman mucho azúcar, porque tú no lo incluyes directamente, pueden estar tomándolo en otros muchos productos.

Los peligros del exceso del consumo de azúcar son numerosos, su salud puede verse afectada a diversos niveles. Desde caries y otros problemas dentales, pasando por la obesidad y todas las consecuencias negativas que ello conlleva, hasta una adicción a este producto tan adictivo. Los riesgos como ya sabes son importantes, por ello es fundamental controlar y reducir el consumo de azúcar en niños.

La clave del control, detectar el azúcar añadido

No siempre es fácil detectar la cantidad de azúcar añadido que contienen los productos prefabricados, porque a menudo aparece escondido en otros nombres como jarabe de maíz, dextrosa, fructosa, lactosa o sacarosa, entre otras. Por otra parte, es importante conocer que los alimentos contienen azúcar natural entre sus componentes. La fruta o la leche por ejemplo, contienen en mayor o menor medida azucares presentes de forma natural.

Para no superar el consumo recomendado, es importante no añadir azúcar a los alimentos. Según los especialistas, el consumo de azúcar en niños no debería sobrepasar las 6 cucharaditas al día. Para que te hagas una idea, una lata de refresco ya contiene casi 13 cucharaditas. Es decir, el azúcar se encuentra enmascarado en un montón de productos que a menudo toman los niños, poniendo en riesgo su salud.

Cómo controlar el exceso de azúcar

Controlar el exceso de azúcar

La información es la herramienta más importante para el control, porque saber dónde se encuentra el exceso de azúcar, te permitirá limitar esta sustancia de la dieta de tus hijos. Los productos procesados en general llevan grandes cantidades de azúcar o derivados. Un claro ejemplo es el ya mencionado refresco, pero también se encuentra en los zumos envasados, las galletas y dulces prefabricados o los aperitivos de bolsa, entre otros muchos.

Estos consejos te ayudarán a reducir el consumo de azúcar en niños. Pero no solo eso, si no que te ayudará a tener menos productos poco saludables en casa y toda la familia se verá favorecida con ello. Recuerda que el mayor aprendizaje que obtienen los niños es, a través del ejemplo de sus padres. De nada servirá prohibir el consumo de refrescos a tus hijos, si después te ven tomarlos a ti cada día.

  • Cuidado con la etiqueta saludable: Las barritas energéticas o snacks que aparentemente son más saludables, pueden contener grandes cantidades de azúcar escondido.
  • Evita los zumos envasados: De hecho, los zumos no se recomiendan porque la fruta pierde propiedades y aumenta su cantidad de azúcar natural. La fruta, mejor entera.
  • Nada de dulces procesados: Si quieres que tus hijos tomen algún dulce de vez en cuando, siempre puedes optar por la versión saludable, la casera. Cualquier bizcocho, tarta, muffins o galletas que puedas preparar en casa, será mucho más saludable y más rica. Sin olvidar que podrás controlar la cantidad de azúcar, incluso, optar por opciones más saludables.
  • Limita las chucherías: Prohibirlas tampoco es la solución porque los niños saben que existen y buscarán la manera de tomarlas, a escondidas si hace falta. Para evitarlo, enséñales a preparar golosinas caseras y siempre tendrán una chuchería saludable a la mano.

Hábitos saludables

Hacer deporte en familia

La mejor manera de evitar los excesos, ya sea de azúcar o de otros productos poco saludables, es enseñando a los niños a comer bien. En definitiva, adquirir hábitos saludables que les ayuden a crecer fuertes y sanos. Si enseñas a tus hijos a cuidarse, tendrás la garantía de que sabrán cómo proteger su salud cuando tú no estés cerca para comprobarlo.

Asegúrate de que tus hijos aprenden a comer bien, a conocer los alimentos e incluso a cocinar. Sal a caminar con ellos, a practicar deporte en familia y pasar tiempo saludable todos juntos. Estas son las claves para que tu familia se mantenga saludable. Si quieres conocer algunos consejos más sobre hábitos saludables en familia, pincha en el enlace y descubrirás cómo ayudar a tu familia a estar más sana.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.