5 consejos para evitar las regurgitaciones

Es muy habitual que los bebés regurgiten parte de lo que comen. Esto ocurre por varios motivos, uno de ellos la inmadurez que aún tiene su aparato digestivo aunque también suele ocurrir cuando el bebé toma más de la cuenta por tener demasiada hambre o cuando hacen esfuerzo por expulsar los gases acumulados tras la toma. Estos motivos son normales siempre y cuando la regurgitación no sea excesiva, que entonces estaríamos hablando de vómito.

A pesar de considerarse algo normal suele frustrar a la mayoría de las madres por temor a que su bebé tenga algún problema por devolver parte de lo que come, por temor a que se ahogue si está acostado boca arriba e incluso por la incomodidad que puede suponer estar cambiándole de ropa continuamente para evitar que se quede mojado y pase frío. Sea cual sea tu preocupación, no te pierdas estos consejos para evitar las regurgitaciones.

  • A la hora de su toma procura estar tranquila, en un ambiente relajado, sin ruidos ni interrupciones que pueda alteraros a tí o al bebé.
  • Evita que tome el pecho o el biberón tumbado, lo mejor es que lo haga en una postura en la que la parte superior de su cuerpo esté levantada.
  • Cuando termine de hacer su toma provócale el eructo para evitar que los gases acumulados le suban la leche.
  • Si regurgita también mientras duerme puedes levantar la parte superior del colchón de su cuna de modo que duerma ligeramente levantado.
  • Intenta darle su biberón o el pecho antes de que tenga demasiada hambre, así evitarás que lo tome con ansia.

Más información – Técnicas y juegos para aliviar los cólicos del lactante

Foto: El blog de Serio del Molino


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *