5 cosas que no sabías que pueden afectar a tu producción de leche materna

Si acabas de tener un bebé es probable que quieras amamantar a tu bebé para proporcionarle todos los nutrientes que necesita con una alimentación adecuada a través de tu leche materna. La leche materna es el alimento más completo para un bebé recién nacido y por tanto, nunca estará de más que si puedes y quieres, alimentes a tu bebé a través de tu leche materna.

Aunque la realidad es que puede ser algo confuso e incluso puede ser difícil llevar a cabo una buena lactancia materna. Para algunas madres también es doloroso  y una experiencia que a veces puede ser agradable y otras no tanto, al menos al principio. Conseguir que un bebé se agarre bien al pezón sin que te haga daño puede ser una tarea complicada, pero si tu bebé te hace daño al succionar es porque no está bien cogido y si es necesario, pide consejo a tu médico, matrona o a un/a profesional de la lactancia materna. El cambio será positivo.

Pero además de saber qué debes hacer para que tu bebé pueda agarrarse bien y alimentarse mejor, también tienes que tener una cosa importante en tu mente: saber que hay cosas que pueden afectar a la producción de tu leche materna.

Construir, mantener, e incluso aumentar la producción de leche es solo una pieza del éxito de la lactancia, pero es sin duda una muy importante y una que es comúnmente mal entendida por las madres y profesionales por igual. Es normal que las nuevas madres tengan un montón de preguntas acerca de si pueden o no pueden producir suficiente leche para alimentar a sus bebés.

La buena noticia es que la gran mayoría de las mamas pueden crear un suministro apropiado solo a través de la lactancia materna a demanda y frecuente teniendo contacto de piel a piel con sus bebés. Aún así, es importante entender algunos factores que pueden afectar negativamente a tu capacidad de producir suficiente cantidad de ‘líquido que el oro’. Sorprendentemente, estas cinco cosas pueden reducir tu producción de leche materna, ¡no pierdas detalle!

lactancia-datford

Medicamentos para el resfriado o para la alergia

La pseudoefedrina, un ingrediente común en muchos medicamentos de venta libre de la alergia y de los resfriados pueden disminuir la producción de leche materna. Esto no es una buena noticia para madres lactantes que sufren de alergias estacionales graves, pero no todo está perdido: una dosis de este medicamento es poco probable que afecte a la producción de leche materna una vez está bien establecida.

Durante las primeras semanas después del parto es mejor evitar estos medicamentos hasta que por lo menos quede establecida la lactancia materna. Así no habrá mucho riesgo para la producción de leche.

La hemorragia postparto o cuarentena

La hemorragia después del parto es una experiencia que todas las mujeres que son madres pasan, algunas pueden sentir algo de miedo pero es bastante normal. Aunque para muchas mujeres un nacimiento con un parto traumático y el estrés que conlleva también puede hacer que con la pérdida de sangre la lactancia materna se vea afectada.

Tener una hemorragia puede afectar a la producción de leche. Además, si tienes una hemorragia y tienen que atenderte en el hospital y te separan de tu bebé, esto también podría afectar a tu producción de leche, ya que necesitas tener a tu bebé piel con piel para que la leche llegue.

Pero no tienes que desanimarte, una vez que te sientas bien, solo tendrás que amamantar con frecuencia, dejando que tu cuerpo siga el transcurso de la naturaleza y comience a producir leche. Tu cuerpo sabrá cuándo tu bebé necesita ser alimentado. Si es necesario, puedes utilizar un aparato para bombear el pecho y estimular la producción de leche materna.

Las abuelas pueden influir positivamente en la decisión de amamantar

Problemas en las tiroides

Tanto el hipertiroidismo como el hipotiroidismo puede interferir en la producción de leche materna. La tiroides ayuda a la regulación tanto de la prolactina y la oxitocina, las dos hormonas principales que intervienen en la lactancia materna

Si te das cuenta de que tu bebé no está recibiendo suficiente leche materna, una de las primeras cosas que debes hacer es tener su tiroides controlada. Tiroiditis posparto ocurre cuando la glándula tiroides se inflama. Esta condición afecta a un 9% aproximadamente de las mujeres en el primer año después de dar a luz. Esta condición puede causar problemas en la tiroides.

Ciertas hierbas y especias

Es probable que hayas escuchado que hay algunas hierbas y especias que pueden ayudarte a inducir, mantener y aumentar la producción de leche.También hay un buen número de hierbas y especias con los que las personas rumorean que pueden disminuir tu producción de leche. Salvia, menta, orégano, bálsamo de limón, el perejil, el tomillo… son algunas que las personas comentan, pero no es nada comprobado ni hay estudios suficientes que lo puedan afirmar.

Pero no te asustes: si no estás tomando grandes cantidades de estas hierbas o especias no tiene por qué haber ningún tipo de problema… Puedes cocinar con ellas o utilizarlos en tus platos. Sin embargo, es necesario que si quieres utilizar aceites esenciales, tengas que hacer un poco de investigación o preguntar a tu médico sobre algunos aceites esenciales que están elaborados con estas hierbas mencionadas para saber si pueden o no afectar a la producción de tu leche materna. Pero ante cualquier duda, siempre acude a tu médico.

La incorporación al trabajo es el segundo motivo para que las madres abandonen la lactancia

Las pastillas anticonceptivas

La mayoría de métodos anticonceptivos podrían afectar a la producción de leche materna. Las opciones de métodos anticonceptivos que tienen solo progestina -en lugar de los que tienen progesterona y estrógenos- son una mejor opción para no reducir la producción de la leche materna. Si estás preocupada por las hormonas y tu lactancia materna, debes hablar con tu médico o tu proveedor y dejar claro que para ti es necesario mantener una buena producción de leche materna.

Si a pesar de todo lo comentado anteriormente sigues preocupada por tu producción de leche, sigue amamantando a tu bebé y acude al médico para que te asesore en qué debes hacer para que tu bebé pueda seguir disfrutando de los beneficios de la lactancia materna. La demanda del bebé es lo mejor para que se regule tu cuerpo y tengas una buena producción de leche. Pero si por los motivos que sean no tienes una buena producción de leche aunque lo hayas intentado de todas las formas posibles, entonces… no te preocupes, hay muy buenas leches de fórmula para lactantes que le ayudarán a crecer sano y fuerte.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *