5 cosas que cambian en el segundo embarazo

Cuando una mujer vive su primer embarazo, experimenta nuevas sensaciones y sentimientos a lo largo de todo el proceso. Para una madre primeriza, todos los cambios y las situaciones que llegan a raíz del embarazo, supone un nuevo descubrimiento y un continuo aprendizaje.

Son 9 meses intensos donde la mujer observa como su cuerpo se transforma, dando lugar a la vida de su futuro bebé. Cada momento y cada vivencia de ese primer embarazo, se convierte en una nueva experiencia, todo es nuevo y diferente. El primer embarazo es diferente por todos esos motivos, porque la inexperiencia hace que cualquier cosa se convierta en algo inmenso.

Esto no quiere decir que los demás embarazos no sean tan especiales, ni mucho menos. Cada embarazo es diferente, incluso cuando lo vive la misma mujer. Pero el hecho es que, física y emocionalmente, los embarazos varían mucho para una misma persona.

Diferencias entre embarazos

Normalmente cuando una mujer vive su segundo embarazo, adopta una actitud mucho más segura. Las dudas e inexperiencia del primer embarazo, se convierten en seguridad y conocimiento, algo que ayuda a llevar el embarazo de una forma algo diferente. No obstante, aunque ya seas experta y tengas mayor control sobre lo que va a acontecer durante estos meses de tu nuevo embarazo, es importante que no descuides algunos aspectos.

Puedes seguir las mismas recomendaciones y cuidados que viviste con tu primer embarazo, no dejes de acudir a tus revisiones médicas. Ya sabes que aunque puedan resultar tediosas, son fundamentales para vigilar que todo esté avanzando de la forma correcta. Además, siempre que te sea posible, es recomendable que acudas a las clases de educación maternal. Aunque ya tengas experiencia, nunca está de más repasar todas esas cosas que con facilidad se pueden dejar de lado.

5 cosas que cambian con el segundo embarazo

Aunque igual de emocionantes, algunas vivencias y experiencias de tu segundo embarazo tendrán algunas diferencias.

  1. Diferencias físicas. En el primer embarazo, el cuerpo tiene que someterse a una serie de cambios físicos muy importantes. El movimiento de los órganos para dejar espacio a la placenta y al crecimiento del útero, son los causantes de las incomodidades como las náuseas, los mareos y los vómitos. Después del primer parto, el cuerpo acusa esos cambios, favoreciendo que en los siguientes embarazos sean más leves. De esta forma, la adaptación al nuevo embarazo es más rápido y se disminuyen esas molestias de los primeros meses.
  2. Evidencias físicas. Seguramente durante tu primer embarazo, esperaste ansiosa varios meses hasta que notaste en tu cuerpo tu nueva condición de embarazada. Esto es algo que cambiará en esta segunda ocasión, los músculos abdominales están más relajados debido a la pérdida de elasticidad. Por este motivo, en el segundo embarazo la tripa crece mucho más rápido.
  3. Se acorta el parto. Cada embarazo al igual que cada parto es diferente, esto jamás se puede planear porque pueden surgir sorpresas. Pero generalmente, el segundo parto suele ser bastante más corto. Los tejidos son mucho más elásticos y el cuello del útero es más blando, y esto favorece que las horas se reduzcan.
  4. Movimiento del bebé. Esto es algo que todas las madres desean sentir desde el inicio del embarazo, pero para una primeriza es algo más difícil identificar esos movimientos. Si embargo, en tu segundo embarazo sabrás distinguir otros movimientos con los de tu bebé. A penas te costará notarlo a partir de la semana 14, ya que al saber como es esa sensación, lo sentirás enseguida.
  5. El tipo de partoTu primer parto no condiciona a los siguientes, es decir, si viviste una cesárea por el motivo que sea, no necesariamente tu segundo parto será igual. Esto no te condiciona para tener un segundo o tercer parto de forma vaginal sin ningún problema. Lo mismo ocurre en el sentido contrario, si tu primer parto fue vaginal, no necesariamente el segundo tiene porque ser de la misma forma.

No obstante, aunque las circunstancias cambien entre embarazos, lo importante es que lo disfrutes desde el primer día. La conexión con tus hijos desde el momento de saber que están creciendo dentro de ti, es algo indescriptible y difícil de explicar.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Embarazo

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.