5 cosas que no debes decirle a tus hijos

Ser madre o padre no es fácil, además de las tareas de crianza y la educación de los hijos, existen otras muchas obligaciones que como persona adulta nunca te abandonan. Y en muchas ocasiones, es fácil dejarse llevar por el estrés y volcar sobre los niños todo ese cansancio en forma de malas palabras y contestaciones inadecuadas. Muchas de esas frases se utilizan de forma habitual, de forma que se terminan por normalizar.

Pero lo que para un adulto es algo normal y sin demasiada importancia, para un niño, recibir ciertas palabras de las personas que más le quieren, pueden causarle inseguridad, ansiedad o vergüenza, entre otros muchos sentimientos negativos. Porque no es necesario decir una palabra malsonante o un insulto para que una frase resulte dolorosa, vamos a repasar las frases que nunca deberías decirle a tus hijos.

1. “No llores más”

Llorar es un método natural de expresión, ya sea para manifestar rabia, dolor, frustración, como para demostrar alegría o emoción. Para muchas personas, el llanto es un síntoma de debilidad y así se lo expresan a sus hijos. Frases como, “llorar es de bebés” o “solo lloran las niñas” todavía hoy en día se escuchan en muchas casas. Aunque sea una frase hecha y no se utilice de forma peyorativa, el mensaje está ahí y causa un efecto en el niño.

Todas las personas lloran y es algo normal, además de un método de desahogo muy eficaz. Si tu hijo llora, párate un momento a pensar en el motivo. En lugar de menospreciar su sentimiento, trata de calmarlo con cariño y después habla con tu hijo para tratar de descubrir qué es lo que le pasa.

2. “No ha sido nada”

Tu hijo se cae y rápidamente le dices “no ha sido nada” y le mandas rápido a jugar de nuevo. Se tiende a pensar que es mejor no darle importancia, así el niño no se la dará y seguirá con su vida. Pero a veces sí que ha pasado algo, se ha podido hacer daño, se ha asustado y se ha sentido desprotegido. Sin caer en la exageración, ni darle una importancia extrema, acércate a tu hijo y pregúntale ¿estás bien? ¿te has hecho daño?

Y así, tu pequeño se sentirá protegido y notará que te importa lo que le pueda ocurrir.

3. “Como sigas así se lo digo a papá”

O a mamá, según el caso. Esta es una frase que se utiliza desde hace muchos años para intentar amedrentar a los niños. Pero lo único que consigues con esto, es que tu hijo entienda que uno de sus padres no tiene autoridad. Por lo que, si no está el padre autoritario, el niño siente que no tiene por qué respetar al otro.

4. “Ese niño/persona es tonto”

A veces olvidamos que hablamos con niños y es muy fácil expresar nuestros sentimientos de cualquier manera, sin pensar en el mensaje que estamos transmitiendo. Cuando un niño le hace algo malo a tu hijo,  una persona de la calle hace algo que no te gusta, o el conductor de al lado hace una maniobra incorrecta, es posible que tengas la tentación de decir que ese niño, o esa persona, es tonto, o cualquier otro insulto.

De esta forma, tu hijo aprende a insultar a otras personas, cuando hacen algo que para él no está bien.

5. “¿Por qué no eres como tu amigo?”

También es muy frecuente comparar a los niños con otros que hacen algo que a nuestros ojos, está mejor. Mira tu amigo que bien come, que bien juega al fútbol, que obediente es etc. Las comparaciones solo sirven para potenciar los complejos, tu hijo pensará que es inferior que su amigo e incluso deje de querer relacionarse con él. En lugar de eso, utiliza el refuerzo positivo sobre los puntos fuertes de tu hijo.

De esta forma, se esforzará más por mejorar otros aspectos para recibir esa felicitación por tu parte. Si le haces pensar que todo lo hace mal, nunca se esforzará por mejorar porque pensará que da igual cómo lo haga, tu nunca estarás satisfecha.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Consejos

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.