5 cosas que tu hijo adolescente necesita que le digas

 

 

5 cosas que tu hijo adolescente necesita que le digas

La comunicación con un hijo adolescente puede ser complicada y frustrante. Tu hijo deja de ser un niño y, en ese proceso de maduración y búsqueda de su propia identidad, la comunicación se ve efectada. Como madre es fácil que te cueste darte cuenta del cambio y adaptarte a tiempo. Es más, puede que te sientas personalmente afectada.

En este proceso de cambio tu relación con tu hijo cambiará. Y, aunque parezca que tu hijo no te necesita o no quiera necesitarte, realmente sí que precisa de ti. Simplemente, te necesita de otra manera. Y por mucho que tú te empeñes en decirle ciertas cosas, lo que realmente él necesita de ti es oír lo que muchos padres creen que no es necesario recordar o expresar. A continuación te cuento qué es.

Te quiero

La frustación y confusión que acompaña a la adolescencia hace especialmente importante la necesidad de que le recuerdes que le quieres. Con ese “te quiero” que tantas veces le has dicho de niño, le estás recordando a tu hijo que, pase lo que pase, estás ahí, que lo aceptas tal y como es y que lo apoyas.

Si tu hijo adolescente se siente querido no necesitará buscar el cariño fuera de ti. Por eso tienes que recordárselo. Recuérdale que le quieres sin condiciones, de verdad. Desvincula tus expresiones de amor de acciones disciplinarias o argumentos para conseguir que haga lo que tú quieras.

 

También debes demostrarle ese amor con tiempo, con detalles que demuestren que te importa y que te esfuerzas por conocerle y por hacerle feliz.

adolescente hablando con su madre

Estoy orgulloso de ti

Tal vez tu hijo no sea lo que tú esperabas o que tus planes no encajan en sus capacidades o en su forma de ser. Puede que haya cosas que no te gusten o facetas que sean mejorables. Sea como sea, tu hijo necesita saber que sus esfuerzos y sus logros, sean los que sean, son reconocidos y que los valoras.

Tu hijo tiene sus propias metas y se enfrenta a sus propios retos y dificultades. Él necesita saber que lo que hace te impresiona y que te sientes orgulloso de su manera de afrontar sus desafíos y de alcanzar sus objetivos. Centrarte en sus carencias no le ayuda, solo alimenta su frustración y hace mella en su ilusión y en sus ganas de superarse.

Atrévete

Los adolescentes pueden tener miedo a intentar cosas nuevas y a aprovechar las oportunidades que les brinda la vida, unas veces por vergüenza, otras por dudar si lo que van a hacer gustará a la gente que le importa. También les puede frenar la idea de equivocarse o de no saber hacerlo.

Animar a tu hijo le ayudará a salir de su zona de confort sintiéndose apoyado, con la seguridad de que hace es correcto correr el riesgo, de saber que habrá alguien ahí para sujetarle se cae. Tu hijo debe saber que para triunfar hace falta arriesgarse. Te necesita para aprender a confiar en sí mismo.

madre e hija

Confío en ti

Cuando los adolescentes saben que sus padres confían en ellos son más conscientes de sus actos. Es más, no confiar en ellos alimenta en ellos la necesidad de hacer lo contrario de lo que se les dice. Pero si confías en él y se lo dices, tu hijo se sentirá importante y seguro. Sabrá que si pasa algo podrá explicarse, que podrá pensar por sí mismo y tomar decisiones.

Esa misma confianza será la que le ayude a tomar decisiones correctas cuando la presión social apriete y cuando se vea comprometido en situaciones delicadas, especialmente aquellas relacionadas con el alcohol, las drogas y el sexo.

Quiero comprenderte

A pesar de todo, comprender a un adolescente no siempre es fácil. Por mucho que te esfuerces, hay cosas que son difíciles de entender. Si le dices a tu hijo que quieres comprenderle, que te esfuerzas para conseguirlo, también le estás diciendo que te importa, pero que necesitas ayuda para conseguirlo.

 

Muchas veces tu hijo se defenderá diciéndote que no le comprendes. Ese es un buen momento para decirle que quieres hacerlo, el momento propicio para pedirle que se exprese, que te cuente más, que te ayude a conseguirlo. Tu hijo se sentirá querido, se sentirá importante y tendrá la oportunidad de pensar, de aclararse y de reflexionar.

madre hijo

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *