5 enfermedades comunes que puede padecer tu hijo en su primer año

Que los niños se enfermen es algo completamente normal y la mayoría de los niños suelen padecer típicas enfermedades asociadas a la infancia. En su primer año de vida, los bebés pueden padecer diferentes enfermedades bastante comunes. En la mayoría de las ocasiones serán enfermedades no graves, pero que dependiendo de la salud en general del niño y de las posibles complicaciones, puede degenerar en algo mayor.

Durante el primer año los niños están expuestos a todo tipo de agentes externos, causantes de diferentes infecciones bacterianas y víricas. Este primer año puede dividirse en dos etapas, la primera desde los 0 hasta los 3 meses y la segunda, desde los 3 meses hasta que cumplen el primer año. La primera de las dos etapas es la más peligrosa, ya que cualquier infección puede complicarse y derivar en algo más grave.

A lo largo de este primer año los niños se irán inmunizando y fortaleciendo así su sistema inmune y las defensas que les protegerán ante las enfermedades. Pero hasta los 2 meses no reciben la primera vacuna, por este motivo una infección puede ser muy peligrosa para un recién nacido. Esta es una de las razones por las cuales la lactancia materna es tan importante para la salud de los bebés, que se inmunizan a través de la leche de la madre.

Enfermedades comunes en el primer año

Es muy importante tener en cuenta que los niños pequeños son muy vulnerables, una enfermedad que en principio puede parecer normal y común, para un bebé puede ser altamente peligrosa. No debes pasar por alto los síntomas, especialmente en niños muy pequeños, y ante cualquier síntoma o comportamiento diferente en tu hijo, acude a su pediatra sin dudarlo.

No debes comparar la salud de tu hijo con la de cualquier otro niño, cada bebé nace con unas características individuales, con diferente peso, diferente grado de madurez de su sistema inmunitario y más. Por lo tanto, lo que a un niño le va bien, no tiene porque ser bueno para otros niños.

Las enfermedades comunes que suelen padecer los niños durante su primer año y a las que hay que prestar atención son:

  • Infecciones que afectan a las vías respiratorias, por una parte las vías altas como los bronquios, la nariz, la garganta y la tráquea. Y las vías bajas que son los pulmones.
  • Otitis, que es una infección que afecta a los oídos.
  • Infecciones en la piel.
  • Problemas gastrointestinales.
  • Infección en la orina.

Infecciones respiratorias

Las infecciones que afectan al aparato respiratorio son variadas y con diferentes tipos de gravedad. Los niños suelen padecer faringitis, resfriados, gripe o laringitis, es importante prestar atención a los síntomas porque la tos y la fiebre son los principales signos de una infección respiratoria. Esos síntomas pueden ser señal tanto de un resfriado como de una bronquiolitis, por lo que debes acudir al médico para que valoren a tu hijo lo antes posible.

También pueden aparecer infecciones más graves como la neumonía, el asma, la bronquitis e infecciones pulmonares.

La otitis se produce por una inflamación del oído, suele estar causada por una infección y generalmente aparece como consecuencia de un resfriado o una gripe. Los niños pequeños son muy propensos a padecer otitis y para ellos es muy molesto ya que les produce mucho dolor.

Infecciones de la piel

Las enfermedades que afectan a la piel pueden estar causadas por los propios ácaros de los muebles y de los tejidos del hogar. También pueden aparecer por no utilizar productos específicos para la delicada piel de los niños, incluso por tocarse una herida con las manos sucias. Para evitar este tipo de infecciones es fundamental ser muy cuidadosos con la limpieza, lavarse bien las manos antes de tocar al bebé o utilizar productos específicos.

Dentro de las infecciones de la piel están la dermatitis atópica y la dermatitis del pañal, entre otras.

La gastroenteritis

La gastroenteritis suele estar causada por una infección vírica o bacteriana y produce inflamación e irritación. Normalmente se debe al consumo de alimentos que producen una reacción alérgica o a algún medicamento que provocan alteraciones en la flora bacteriana. Generalmente no es un problema grave pero tratándose de niños tan pequeños, es aconsejable acudir al médico para que valoren el caso.

La infección de orina

Normalmente la infección de orina suele aparecer como consecuencia de la fiebre, no obstante, se realiza una prueba con una tira de reacción para asegurarse de que la infección no está causada por otros motivos.

Aunque estas sean algunas de las enfermedades más comunes que suelen padecer los niños, es importante que vigiles de cerca los síntomas y que en caso de duda, acudas a tu pediatra a la mayor brevedad posible.


Categorías

El bebé, Salud

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.