5 formas de enseñar a los adolescentes el poder de la bondad

vida familiar

Parece que el valor de la bondad está olvidándose en las familias, siendo muy importante para poder disfrutar de una vida plena, no solo en comunidad, sino también con uno mismo. Los adolescentes necesitan aprender el valor de la bondad, el comportamiento benévolo y compasivo hacia uno mismo y hacia los demás. Es un esencial para la vida que no se debe obviar y que los padres tienen la responsabilidad de enseñar a sus hijos. 

Aprender el valor de la bondad es lo más importante que un adolescente debe conocer, es incluso más importante que ser un buen estudiante. Porque ser un buen estudiante está bien, obviamente es el porvenir de los hijos, pero… Ser una buena persona es mucho más importante para que los hijos tengan éxito real en la vida.

La bondad es una habilidad esencial para la vida

Son muchos los adolescentes los que quizá no entienden lo que significa la palabra bondad o si saben la teoría, no saben cómo debería ser la práctica. Ser una persona bondadosa te llena por dentro el alma y además, te llena también por fuera porque te hace sentir bien con los demás, además y por supuesto, también con uno mismo. La bondad es sin duda, un valor que debe tenerse desde siempre y que forme una parte esencial de la personalidad de las personas.

La condición humana es increíble y tenemos el privilegio de aprender sobre nosotros mismos. Hay personas que luchan por llevarse bien con los demás, que quieren ganarse el respeto de los demás y sentirse queridos… Pero para poder llegar a esto primero hay que sentirse bien con uno mismo y quererse, respetarse y amarse profundamente antes que hacerlo a los demás.

Cuando una persona es amable con los demás, los demás querrán pasar más tiempo al lado de uno. Si pruebas a ser amable y bondadoso con otras personas, te darás cuenta cómo querrán pasar más tiempo contigo, algo que te hará feliz.

La bondad y los adolescentes

En muchos institutos se puede ver la falta de bondad en los corazones de los adolescentes. Muchos de ellos, desgraciadamente sufren la burla de los demás e incluso, existen demasiados casos de bullying donde los chicos y chicas sufren grandes heridas emocionales. Chicos y chicas que se sienten solos durante todas las horas que dura el instituto y que el poco contacto que tienen con los demás se puede convertir en una auténtica tortura.

Los adolescentes pueden saber perfectamente qué es la bondad y lo beneficioso que puede ser aplicarlo en la vida… pero es doloroso ver cómo los adolescentes no son capaces de aplicar el valor de la bondad en su vida y en la de los demás. La bondad no es el concepto que esté a la orden del día en la vida de los adolescentes, y si eso cambia, se podrían cambiar grandes cosas, como evitar que existan tantos casos de bullying en los institutos.

Normalmente los adultos pensamos que los adolescentes son niños impulsivos y cambiantes, que están influenciados por sus iguales… Y aunque tiene mucho de cierto, la realidad es que existe otra influencia mucho más poderosa en la vida de los adolescentes: sus padres.  Es muy importante tener esto en cuenta, la bondad es tan importante para los adolescentes como lo es para cualquier otro grupo de edad. Ellos están tratando de crecer, de convertirse en adultos de éxito y además, quieren tener una identidad propia. Para ello, es necesario que los padres guarden los guantes de boxeo verbales y empiecen a centrarse más en los sentimientos de sus hijos adolescentes.

vida familiar

Los adolescentes necesitan aprender sobre bondad

Los adolescentes necesitan aprender sobre qué es la bondad, sobre el comportamiento bénevolo y compasivo, necesitan saber y darse cuenta de que es una habilidad esencial para la vida, que la bondad… Realmente les llevará al éxito no solo profesional, sino sobre todo y más importante, al éxito personal, al bienestar emocional, a la felicidad con uno mismo y con los demás.

La bondad hará que tus hijos se sientan bien consigo mismos, pero también sus actos benévolos de bondad de forma colectiva podría hacer que nuestra cultura y sociedad fuese mucho más tolerante y se viviese mucho mejor en armonía. Enseñar la bondad a los hijos, también podrá hacer que crezcan en un entorno más seguro, porque ellos mismos se encargarían de conseguirlo, ¡gracias a que los padres les han inculcado este gran valor!

Existen muchas formas de enseñar a los adolescentes a ser bondadoso, amable y a que presten atención a las personas que les rodean. Cada día existen posibilidades para poder practicar la bondad y todas ellas son importantes tenerlas en cuenta. Aunque para empezar a enseñar bondad, lo imprescindible en este caso es sin duda, ser un gran ejemplo de bondad y amabilidad hacia los demás y hacia uno mismo.

adolescentes estudiando

5 formas de enseñar bondad a los adolescentes

A continuación puedes encontrar una lista de 5 consejos que te ayudarán a enseñar bondad a tus hijos, podrás enseñarles este gran valor que les servirá para toda su vida, y que además, les formará una gran personalidad que les permitirá ser mejores personas, consigo mismos y con todos los que les rodean:

  1. Sugiere que tus hijos sonrían con más frecuencia. La sonrisa es la herramienta más poderosa para ser amable con los demás, la sonrisa permite conectar de forma eficaz con los demás.
  2. Enséñales a que tengan el hábito de ser bondadoso con por lo menos una persona una vez al día. Esto debería ser algo honesto, sin sentirse obligados a hacerlo. Aparte, también pueden considerar hacerlo por ellos mismos, esto les ayudará  a desarrollar la auto-compasión.
  3. Escucha a tus hijos y mejora la comunicación. Si escuchas todo lo que tus hijos quieren decirte, reforzarás la importancia de que ellos también escuchen a los demás. Escuchar bien es una habilidad poco común, es un acto profundamente apreciado de la bondad.
  4. Enseña a tus hijos a ser amigables. Es una forma maravillosa de mejorar el día de las personas. Existen muchas personas solitarias que quieren disfrutar de nuevas amistades.
  5. Fomentar la generosidad de espíritu, la inclusión y desalentar la exclusividad y el comportamiento negativo hacia uno mismo o hacia los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *