5 juegos para trabajar la estimulación sensorial de los niños

El aprendizaje de los niños es diario, se basa en la imitación de los gestos que observa a su alrededor, en el juego, pero sobre todo, en las sensaciones que cada uno de sus sentidos les ofrece. Los sentidos, permiten a los niños conocer su entorno y familiarizarse con el mundo. A medida que crecen, la percepción a través de los sentidos va progresando y así, los pequeños se van adaptando al medio.

Este es el primer y el más importante método de aprendizaje de los niños, por este motivo, incentivar y fomentar la estimulación sensorial es clave para el desarrollo cognitivo y perceptivo de los pequeños. A través de distintos juegos y actividades adaptados a su edad, puedes estimular los sentidos de tus hijos. A continuación encontrarás algunas ideas para trabajar este área con tus hijos desde casa.

Beneficios del juego sensorial

A través de los juegos y las actividades para desarrollar los sentidos, se desarrollan además otras habilidades en el niño como:

  • La coordinación en sus movimientos y a través de distintos sentidos
  • La imaginación
  • La memoria
  • El lenguaje
  • O la concentración entre otros

Juegos para estimular el oído

Desde el útero materno el bebé puede distinguir los sonidos, llegando a reconocer incluso la voz de la madre. Para los bebés muy pequeños, bastará con grabar diferentes sonidos como sus propios balbuceos o la voz de los familiares más cercanos. A partir de los dos años, podrás realizar actividades más completas para estimular y trabajar la capacidad auditiva de tu hijo.

¿Dónde está el teléfono?

En una habitación donde haya bastantes elementos, como sofás, muebles y otros objetos, esconde un teléfono móvil. Debe estar en un sitio de fácil acceso para el pequeño, pero no en un lugar demasiado accesible. El niño tiene que estar fuera del cuarto para no ver donde escondes el teléfono, una vez preparado, el pequeño tendrá que entrar en la habitación.

Una vez dentro, espera uno o dos minutos y realiza una llamada al teléfono móvil. Si es posible, utiliza alguna melodía que vaya aumentando de sonido, el niño tendrá que encontrar el teléfono a través del sonido que este emite. A medida que el niño crezca, puedes añadir dificultad al juego añadiendo otros sonidos en la estancia, como una radio, una televisión o algún juguete con sonido.

Juegos para estimular el tacto

El tacto es uno de los sentidos más desarrollados en el bebé nada más nacer, de hecho, para los bebés muy pequeños es el sentido más importante. Para los bebés pequeños puedes utilizar el momento del baño y dejarle tocar la esponja, con las burbujas del baño o con prendas de vestir de diferentes texturas.

El cajón de los tesoros

Utiliza una caja de cartón grande, debes meter dentro distintos objetos que el niño ya conozca. Servirá para la actividad algún juguete, una cuchara de madera, un cepillo de dientes, castañas, mandarinas etc. El juego consiste en que el niño tendrá que meter la mano en la caja, y a través del tacto averiguar de que objeto se trata. Con este juego además estará trabajando la memoria y desarrollando el razonamiento.

Juegos para estimular la vista

Para estimular a bebés muy pequeños, puedes utilizar un espejo donde os reflejéis ambos. Realiza distintas muecas, o aleja y acerca el espejo para que el bebé observe como cambia el tamaño de su imagen. Otras actividades sencillas para estimular la vista:

  • Buscar el arcoiris con una manguera de agua y el sol en la calle
  • Juegos con agua teñida con colorante alimentario
  • Con pintura de dedos
  • Con botellas sensoriales

Juegos para estimular el olfato

El sentido del olfato está muy ligado a las emociones, es uno de los sentidos más desarrollados en el bebé desde que nace. Puedes realizar distintos juegos utilizando olores de objetos cotidianos como su propia colonia o el desodorante. Cuando el niño es más grande, puedes taparle los ojos con una venda suave y acercarle a la nariz distintos elementos, hiervas aromáticas, frutas o cosas que pueda reconocer.

Juegos para estimular el sentido del gusto

Utiliza distintos cuencos donde deberás poner alimentos de distintos sabores, algo ácido, algo dulce, algo salado y cualquier cosa que tengas en casa que pueda servir. Primero el niño podrá ver todo lo que hay en los distintos recipientes y después, pondrás una venda que tape sus ojos. Ve ofreciéndole pequeñas cucharadas de cada cuenco y el niño tendrá que adivinar de qué se trata.


Categorías

Entretenimiento

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.