5 razones por las que tu hijo debería practicar Kung Fu

Home - Kung-fu-schools-horsham

Para aquellos que se preguntan si el Kung Fu es un deporte apropiado para los niños, aquí hay dejo una serie de razones que os convencerán seguro.

Aunque el Kung fu entra en la amplia categoría de las artes marciales, hay que tener en cuenta que es, sobre todo, una actividad que puede ayudar en el desarrollo integral del niño. Esto se debe a que en el kung fu a los niños no solo se les enseña a luchar y a defenderse, sino que también se les enseña a mantener la calma y el equilibrio, a concentrarse y a afrontar situaciones difíciles.

Veamos ahora las cinco razones más destacadas por las que los niños deberían practicar Kung Fu.

1. Bienestar físico

Una de las principales razones por las que los niños deben practicar Kung Fu está relacionada con su bienestar físico. Es una buena idea que los niños realicen una hora o más de actividad física todos los días. El Kung Fu ayuda a los niños a lograr esto de una manera efectiva y divertida.

El Kung Fu es un deporte dinámico y entrena diferentes cualidades psicofísicas del pequeño. Se entrenan el equilibrio, la coordinación y el movimiento en el espacio. El trabajo muscular del Kung Fu fortalece el cuerpo en todas sus partes haciendo más elásticos los tendones y las articulaciones y fortaleciendo a su vez el esqueleto. Las formas y series repetidas de puñetazos y patadas entrenan y estimulan el ritmo cardíaco mejorando la circulación sanguínea. De hecho, es uno de los deportes más completos que existe sin suponer un esfuerzo físico exagerado, y que además, ayuda a entrenar esta parte psicofísica que en otros deportes no se puede entrenar.

Finalmente, el Kung Fu también se utiliza, por el entrenamiento atlético que proporciona, como deporte complementario a otras disciplinas deportivas.

beneficios del kung fu

2. Autoestima

En las clases de Kung Fu, los niños se agrupan por nivel de cinturón, no por edad o popularidad. Los niños más pequeños pueden interactuar fácilmente con los niños mayores del mismo cinturón, con comparación e intercambio mutuos.

Al avanzar por cinturón y hacerlo bien frente a sus compañeros en los exámenes, los niños obtienen satisfacción y un gran sentimiento de orgullo .

Las técnicas de autodefensa también pueden dar a los niños tímidos un poco más de confianza en las relaciones con sus compañeros de escuela. Sabrán que pueden defenderse y esto los hará sentir más seguros.

3. Concentración

El Kung Fu ayuda a los niños a concentrarse en sus acciones y en la tarea que tienen entre manos. En el estudio de las técnicas es necesario trabajar con cuidado sobre uno mismo. Es necesario prestar atención al profesor, al oponente y a tu cuerpo. Y luego esto se puede extrapolar a otros momentos y situaciones de la vida.

Además, dentro del aprendizaje se incluyen movimientos complejos de puñetazos, patadas y bloqueos con dificultad creciente. Los niños descubren que memorizar y realizar estas habilidades no es algo natural y que se debe desarrollar una gran concentración para lograrlas.

Kung fu, cosa de niños y de adultos

4. Responsabilidad

Durante la lección, los alumnos deben presentarse con un uniforme limpio y bien arreglado acompañado de un cinturón atado. Incluso el equipo que se utiliza en las clases debe ser cuidado y es responsabilidad de los niños cuidarlos.

Los niños también aprenden el valor de sus acciones. Solo aprendiendo las formas y perfeccionando las técnicas avanzarán por conseguir subir de cinturón. Gran parte de esta responsabilidad trasciende a otros aspectos de la vida del niño: el comportamiento y la educación suelen mejorar mucho después de que un niño comienza su viaje marcial.

5. Respeto

El respeto es un principio importante de la práctica de las artes marciales. Este valor abarca todo el linaje del arte marcial: el maestro, los cinturones más altos, el uniforme y uno mismo.

El respeto por los demás va de la mano con el desarrollo de la confianza en uno mismo. Las artes marciales enseñan a los niños a no demostrarles algo a otros niños, sino a sentirse completos consigo mismos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.