6 reglas de oro para darle bien el biberón

6 reglas de oro para darle bien el biberonDar el biberón a tu pequeño parece una tarea fácil, sin embargo, te puedes encontrar con ciertos problemas o incomodidades a la hora de dárselo, sobre todo al principio y si eres primeriza. Vamos a descubrir 6 reglas de oro para evitar estos pequeños problemas.

  • Encuentra una posición cómoda

La alimentación es un momento de placer y relajación con tu hijo. Es mejor que te sientes y te relajes, incluso puedes estar semi-sentada y en un lugar tranquilo. Si no estás demasiado cansada es mucho mejor, así podrás entregarte al 100% a compartir ese momento con tu pequeño, pero lamentablemente esto no es algo que podamos decidir por nosotras mismas…

  • Coloca bien al bebé en tus brazos

Apoya al bebé en tus rodillas y sostenle bien con tus brazos. Debe quedar medio-reclinado y mirando hacia ti. No le aprietes demasiado para que tenga libertad de movimiento y no se agobie.

  • Ofrécele el biberón

Antes de darle el biberón comprueba si su temperatura es la adecuada poniendo unas gotas de leche en el interior de tu muñeca. Si la temperatura es correcta, ofrécele el biberón a tu pequeño poniéndoselo en los labios en lugar de metérselo en la boca de golpe.

  • Vigila la tetina

Siempre debe estar llena de leche para que tu bebé no trague aire, para conseguirlo deberás inclinar el biberón, casi poniéndolo en posición vertical. La presencia de pequeñas burbujas significa que la leche fluye con normalidad, si ese no es el caso, verifica el agujero de la tetina. Es posible que sea muy pequeño y tu bebé tenga que esforzarse demasiado, haciendo que se canse y coma menos.

  • Tómate tu tiempo

Cada bebé se alimenta a su propio ritmo, lo mejor es que te adaptes a él y te relajes mientras le das su biberón. Tómatelo como una sesión de pequeños descansos.

  • Ayúdale a eructar

En general, la mayoría de los bebés eructan alrededor de 10 minutos después de haber terminado su biberón. Para ayudarle, apóyale sobre tu hombro y dale pequeños golpecitos o un suave masaje en su espalda.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *