7 consejos útiles si estás buscando quedarte embarazada

Ha llegado el gran día. Ese en el que decides con tu pareja ( o tu sola) quedarte embarazada. ¡Qué momento más maravilloso! Después de posponerlo mucho por las circunstancias (que si trabajo, que si estabilidad laboral, que si ahora no es el momento…) por fin decidís dar el paso. Porque ciertamente nunca hay un momento ideal, siempre habrá algo que no encaje. El momento hay que crearlo.

Pero tras ese momento de decisión vienen las dudas, todo el mundo nos cuenta su experiencia o la de cercanos pero no tiene porque representar la normalidad. ¿Cómo esperar sin desesperar? Aquí os dejamos 7 consejos útiles para todas aquellas mujeres que están buscando quedarse embarazadas.

Acude a tu médico de cabecera

Coméntale tus intenciones de quedarte embarazada y te hará un chequeo completo, además de recetarte ácido fólico. Lo recomendado es que se empiece a tomar 2 meses antes de concebir, aunque también se puede tomar durante el embarazo, así como el yodo.

No siempre sale a la primera

Seguro que os han contado muchos casos de mujeres que se quedan embarazadas ya no solo el primer mes, sino la primera vez que lo hacen sin protección. ¡Qué afortunadas! Pero no es lo normal, no te sientas rara si eso no te ocurre a ti. El tiempo medio que suelen tardar las mujeres en quedarse embarazadas es:

  • El 25% de las mujeres se quedan embarazadas durante el primer mes.
  • El 60% alrededor de los 3 primeros meses.
  • El 80% alrededor de los 6 primeros meses.
  • El 85% alrededor del año.

Como podéis ver lo más infrecuente es quedarse embarazada el primer mes, la mayoría se concentra entre los 6 meses y un año. No es una tarea fácil. Además hay muchos factores que tener en cuenta que afectan a la fertilidad. Entre los más conocidos están:

  •  Edad: a partir de los 30 años en adelante las probabilidades para quedarse embarazada se complican, ya que la calidad ovárica disminuye (las mujeres nacemos con un número de ovarios preestablecido). No es lo mismo intentar quedarse embarazada con 25 años que con 35.
  • Estilo de vida: fumar y beber afectan negativamente tanto al hombre como a la mujer. Si estás intentado quedar embarazada lo adecuado es que dejes la nicotina y la cafeína.
  • Peso: tanto por exceso como por defecto afectan negativamente. Si tienes obesidad cada kilo que pierdas te pondrá más cerca de tu objetivo y si estás demasiado delgada unos kilos te harán ganar salud y estarás más propensa a quedarte embarazada.

Averigua cuando es tu ovulación

Esta es la parte más obvia, que es mantener relaciones sexuales especialmente durando la ovulación, que es el período más fértil de la mujer. Es cuando el ovario libera al óvulo maduro listo para ser fecundado. Esto ocurre aproximadamente a mitad del ciclo menstrual. Se produce regularmente entre 12 y 16 días antes del siguiente período.

Si tienes un ciclo regular te será más fácil saber cuando ocurre si por el contrario tienes ciclos irregulares, hay productos en el mercado que te facilitarán esta labor o también puedes usar la técnica de hacer los deberes cada 2 días para abarcar todas las posibilidades.

¿Quedarse acostada facilita la concepción?

No hay evidencia científica que haya demostrado que quedarse tumbada después del coito facilite el camino a los espermatozoides.  Si te da más seguridad hacerlo, ¡no lo dudes¡ En este proyecto sabemos que influye mucho más el tema mental que el físico.

No se lo cuentes a nadie

¿Por qué? Pues porque añadirán su propia ansiedad a la tuya, preguntándote cada dos por tres si sabes algo para calmar sus expectativas. Lo mejor es contárselo a la menor cantidad de gente posible, así estarás más tranquila. Además siempre es mejor sorprender que anticipar.

Prepara tu cuerpo

Deja de fumar si eres fumadora, limita o elimina el alcohol de tu dieta, come sano, haz deporte… en definitiva llevar una vida lo más saludable posible hará que estés más receptiva a quedarte embarazada.

Prepara tu mente

Casi tanto o más importante que el aspecto físico, será tu estado mental. Ya sé que es fácil decirlo pero no te agobies.

Un consejo práctico para todas aquellas metas que tengas donde el aspecto de la ansiedad puede ser contraproducente (embarazarse, dieta, dejar de fumar…) es este: convierte tu meta en algo secundario.

Y ahora estaréis pensando “¿pero cómo voy a hacerlo si es ahora mismo quedarme embarazada mi prioridad?” Pues justamente por eso. Cuando algo lo hacemos nuestra prioridad y queremos conseguir el objetivo cuando antes, lo único que conseguimos es generar más ansiedad y que nos frustremos.

Todos conocemos casos de parejas que llevaban mucho tiempo intentando tener un bebé y cuando se relajaron (pensando que no podrían tener hijos o al preparar los papeles para adoptar) se quedaron embarazadas. Fue cuando dejaron de preocuparse por el resultado.

Por eso mi consejo es: deja que trabaje en segundo plano. Haced los deberes y averigua tu período de ovulación. Come sano y cuídate. Para tener la mente ocupada crea nuevos objetivos que si se conviertan en prioridad: estudiar un idioma, leer más, ir a clases de yoga, redecorar tu casa… lo que más te llene y te satisfaga. Así conseguirás eliminar la ansiedad y lo llevarás de una manera más relajada. Ya no te obsesionará el resultado.

Si después de un año de búsqueda ( o de 6 meses si tienes más de 35 años) no has podido quedarte embarazada puedes hacerte pruebas de fertilidad. No necesariamente tiene porque haber ningún problema, pero así se descarta cualquier posible problema que pueda haber.

¡Y listo¡ Disfruta de la búsqueda y que sea cuando tenga que ser.

Porque recuerda… la paciencia es el arte de la ciencia.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *