7 ideas de cenas para un bebé de 1 año

Cenas para bebé de 1 año

¿Tu bebé ya tiene un año? A partir de esta edad pueden comer prácticamente de todo. Además de alimentos ya conocidos para ellos como frutas, verduras, cereales, carnes, pescados  y legumbres podrás empezar a introducir otros como huevo, leche y carnes más grasas. Y con todo ello podrás componer estupendas cenas para bebé de 1 año como las que hoy te proponemos.

Es importante que en esta etapa ofrezcas a tu pequeño una variedad de alimentos saludables y que lo hagas sin que estos estén muy condimentados para que su paladar se acostumbre a diferentes sabores. ¿Necesitas algunas ideas? Te damos hasta siete ideas de cena, una para cada día de la semana.

Consejos generales

Antes de meternos en faena creemos que es importante compartir algunos consejos generales. Muchas estaréis cansadas de escucharlos, sin embargo, creemos que siempre es buena idea repetirlos con el fin de ofrecer propuestas saludables y seguras a los niños.

Cenas para bebé de 1 año

  • Asegúrate de ofrecer variedad de alimentos al bebé para que obtenga todos los nutrientes que necesita para crecer saludable. Y hazlo de forma atractiva e interesante combinando colores, texturas y sabores.
  • Asegúrate que los alimentos no estén muy calientes no solo para prevenir quemaduras en la boca sino para evitar que rechacen el alimento. Prueba los alimentos antes de dárselos al niño.
  • ¿No le gusta un determinado alimento? Puedes ofrecérselo de diferentes formas para que pueda probarlo de manera gradual. ¿Sigue sin quererlo? No lo fuerces a hacerlo y busca alternativas.
  • Cerciórate de que los alimentos estén debidamente preparados retirando huesos y espinas y ofreciéndoselos de forma que sean fáciles de masticar.
  • Evita la sal y el azúcar añadidos. Así como ahumados, fritos, carnes y pescados crudos, embutidos, patés, mariscos, pescado azul grande, salsas y bebidas con cafeína, colorantes y aditivos.
  • En general, no ofrezcas a tu bebé alimentos muy condimentados. Alimentos que tengan demasiada sal, azúcar, mantequilla o salsas como tomate frito o ketchup. Estos camuflan el sabor natural de los alimentos además de no ser aconsejables o causar problemas de salud a largo plazo.
  • Deja que tu hijo coma solo pero vigílalo siempre. Los bebés de un año deben estar siempre vigilados por un adulto mientras comen.

Ideas de cenas para niños de 1 año

Os proponemos siete cenas, una por cada día de la semana, que os darán pie para preparar otras tantas. Y es que a partir de cada una de ellas podrás crear diferentes versiones para ofrecer a tu hijo cenas variadas y nutricionalmente interesantes.

  1. Crema de verduras con trozos de pollo. Puedes preparar la crema de calabacín, calabaza, coliflor, judías verdes… Incorporando además patata, zanahoria y ajo para hacerla mas completa.
  2. Macarrones con salsa de tomate casera y trozos de carne picada. Puedes apostar por macarrones tradicionales o por macarrones de lentejas y utilizar cebolla, ajo y tomate triturado para preparar la salsa.
  3. Hamburguesas de merluza, zanahoria y guisantes. Para prepararlas basta con triturar la merluza con zanahoria cocina, guisantes cocidos, un huevo y un sofrito de cebolla (escurrido para eliminar el exceso de aceite) que le aporte sabor.  Una vez tengas la masa, déjala reposar en la nevera un rato y después forma las hamburguesas con un poco de pan rallado para freírlas.
  4. Puré de patata o boniato con salmón y guisantes. Un pure de patata o bonito casero se convierte en una base estupenda sobre la que servir salmón troceado y unos guisantes u otra verdura de la que el niño disfrute.
  5. Tortilla francesa con brócoli y/o calabacín. A partir de un año la tortilla francesa se convierte en una estupenda propuesta de cena. Prepárala con brócoli o calabacín para incorporar verduras a la cena.
  6. Arroz con sofrito de verdura. Nada mas sencillo que un arroz blanco con un sofrito de verduras. Puedes incluir entre estas cebolla, zanahoria, judías verdes, guisantes, brócoli, coliflor… Lo que tengas a mano.
  7. Guiso de coliflor y huevo duro. Prepara un sofrito de cebolla, puerro, ajo y añade la coliflor. Cocina hasta que se dore y después incorpora patata y caldo de verduras y cocer hasta que la patata esté tierna. Sírvelo con huevo cocido y tendrás una excelente propuesta para la comida o la cena.

¿Te gustan nuestras ideas de cenas para un bebé de 1 año? ¿Acostumbras a cocinar ya alguna de ellas para tus hijos? Apunta estas ideas para la merienda.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.