8 ideas divertidas para la hora del baño con los peques de la casa

El tiempo de baño puede ser un buen momento para la diversión familiar, sobre todo para los más pequeños de la casa. Es un tiempo de relajación, juego y descubrimiento de nuevas texturas, conceptos y sensaciones (desde el deslizamiento del jabón sobre la piel, hasta su sabor (que no será muy bueno a juzgar por las expresiones de los niños después de que se le meta un poco de jabón en la boca sin querer).

Pero no todos los niños disfrutan de la hora del baño. De hecho, puede ser una gran batalla para que algunos padres lleven a sus pequeños ángeles sucios a la bañera al final del día… Las rabietas pueden ser un indicador de que no quieren bañarse, por eso, para cambiar esto, habrá que cambiar la forma en la que los niños entienden la hora del baño. Puede ser un momento muy agradable y divertido.

No te pierdas estos conejos para que el tiempo del baño sea mejor, más divertido y que tu hijo cada vez que toque el baño, solo quiera estar contigo y pasarlo en grande… Mientras que su aseo sigue siendo lo más importante, por supuesto.

Un baño temático

Un baño temático es ideal para los más pequeños de la casa, sobre todo para aquellos que se ponen nerviosos en la hora del baño o que incluso, tienen miedo al agua. Una sesión a modo spa con los juguetes preferidos del pequeño para el agua, puede hacer maravillas. Con un baño temático como por ejemplo, ‘el baño de los patitos’ (con patos de goma) puede marcar la diferencia y que tu pequeño desee que llegue la hora del baño.

Pompas de jabón

Procura que sea un jabón que no pique los ojos y con un tubo con el pompero podrás hacer pompas en la hora del baño. Es una idea que a tu pequeño le encantará ya que las pompas de jabón son divertidas y a todos nos encanta. Si tu peque sabe soplar lo más probable es que también quiera hacerlas él. Es divertido y lo pasaréis en grande. Además, soplar para hacer pompas de jabón es de lo más relajante.

El baño con hermanos

Hay niños que tienen un gran vínculo con sus hermanos más mayores o más pequeños. En este sentido, una idea para ahorrar tiempo y energía es bañar a tus hijos juntos, (de dos en dos como máximo).  Los niños lo pueden pasar muy bien juntos en el agua. Pero recuerda que siempre tendrás que estar vigilante y al lado suyo para supervisar que todo está bien.

Aunque uno de tus hijos sea algo mayor, nunca permitas que cuide de tu bebé o de tu hijo pequeño dentro del agua. Los bebés se pueden ahogar hasta con 3 cm de agua… Así que en la hora del baño, siempre tendrás que estar pendiente para asegurarte de que tus hijos están a salvo todo el tiempo.

Experiencia sensorial

Esto es especialmente bueno para los niños más pequeños. Puedes incluir diferentes texturas en el baño con las que tu hijo pueda disfrutar. No importa si son texturas de esponjas de diferentes materiales o juguetes, lo que importa es la experimentación que tu pequeño podrá tener dentro de la hora del baño. Son pequeños exploradores y todo lo que sea descubrir cosas nuevas, será estupendo.

Cepillos, jabones, globos inflados… Puede hacer que la hora del baño se convierta en la hora del descubrimiento y por tanto, un rato de lo más agradable para disfrutar en compañía de mamá o papá.

Ocultar y buscar los juguetes

Para esto necesitarás burbujas en la bañera, o una variedad de diferentes esponjas con tamaños variados y paños de lavado para esconder los juguetes. Deja que tu niño oculte los juguetes mientras o puedes ocultarlos tú para después buscarlos juntos. Es un juego así que no seas demasiado rápida para encontrar los barcos piratas que has ocultado…

Después, para buscar los juguetes no dudes en sobreactuar un poco para que tu pequeño se ría y se divierta. Las cosas escondidas son muy misteriosas, pero cuando se encuentra… ¡es de lo más divertido!

Un baño lleno de espuma

¿A quién no le gusta un baño lleno de espuma? Esto es siempre divertido, tanto para padres como para hijos de cualquier edad. La espuma es ideal para hacer barbas o peinados estrambóticos que se van con un poco de agua… La espuma da  muchas opciones para disfrutar de un baño divertido. Además, podrás hacer fotografías de lo más divertida en este tiempo de baño que te encantará ver cuando pase el tiempo.

Libros para la hora del baño

Obviamente no meterás en la bañera libros de papel o con hojas de cartón, deben ser libros especiales para que se puedan mojar y que tu hijo pequeño pueda disfrutar en su hora del baño. A los niños les encanta que les lean cuento y ver las imágenes de los libros. Incluso hay libros con sonidos muy divertidos que le encantará leer contigo una y otra vez. 

Música en el baño

La hora del baño también puede ser un gran momento para la música. Podéis cantar en la ducha, en el baño, poner música para cantar juntos, escoger canciones… Podéis componer vuestras propias letras, cantar rimas infantiles. Una idea es utilizar la alcachofa de la ducha como micrófono y permitir disfrutar de las melodías inventadas o puestas desde el reproductor de música. No importa si cantáis bien o mal… Lo que importa es que ambos os lo paséis en grande en la hora del baño. 

Cada familia es un mundo y lo que importa realmente es que haga unas rutinas diarias para la hora del baño. Así, tu hijo sabrá cuándo toca ir al baño y también se adaptará a esos hábitos. Además, si también sabe que cuando vaya a la hora del baño lo pasará bien contigo. Poco a poco, tu hijo se acostumbrará a saber cuándo toca la hora del baño y se quedará de lo más relajado no solo por la diversión, sino también porque estará pasando tiempo de calidad contigo.


Categorías

Varios

Maria Jose Roldan

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *